Ocultismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2049 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Ocultismo Masónico

En 1717, Londres asistió al nacimiento de la masonería especulativa.
Muchos los artistas de la época pasaron a engrosar sus listas, y
algunos dejaron constancia de ello en sus obras. Un buen ejemplo de
esta relación lo constituye el caso del pintor Philippe de
Louthebourg, iniciado en la Masonería egipcia del célebre y polémico
Cagliostro. Su relación con estepersonaje fue tan estrecha que, en
1786, decidió acompañarle en su exilio a Inglaterra. Ya en el siglo
XIX, Rosetti, uno de los fundadores de la Hermandad Prerrafaelista,
quedó marcado por el artista y visionario William Blake, al tiempo que
reivindicaba un retorno a la pintura de la Edad Media y a la del
Quattrocento, y mostraba un especial interés por los ciclos del Grial
y lasleyendas artúricas. A partir de la segunda mitad del siglo XIX y
casi hasta la actualidad, otras corrientes esotéricas y místicas
vinieron a sumarse a la ya larga lista de creencias heterodoxas que
han influido, y en ocasiones de forma determinante, en el devenir de
las distintas corrientes artísticas. A finales del siglo XIX, fueron
los Simbolistas quienes incorporaron a sus obraselementos
heterodoxos. Algunos de ellos se vieron mezclados en el círculo de Sâr
Péladan y su Salón de la Rosa + Cruz. El pinto r holandés Jan Toorop
fue uno de ellos. Durante un viaje realizado por Péladan a Holanda
para «reclutar» artistas, Toorop quedó muy impresionado, y fruto de
aquel encuentro surgió su cuadro La Esfinge y, un año más tarde, Las
tres novias, un lienzo repleto desimbolismo católico, masónico y
rosacruciano. Otro pintor, Carlos Schwabe, conoció a Péladan en 1890 y
realizó el diseño del cartel para el primer Salón, y expuso algunas de
sus obras en uno de ellos. Un papel más destacado jugó Jean Delville,
todo un apasionado del ocultismo. También estuvo influido por el
«Sâr», e igualmente expuso en sus salones. Pero, además, Delville era
un fervienteseguidor de la Cábala, la magia, el hermetismo y, más
tarde, de la teosofía y de Khrishnamurti. Buenos ejemplos de sus
creencias son las pinturas El amor de las almas (1900), una fusión del
hombre y la mujer como símbolo del andrógino, así como Los tesoros de
Satán (1895). Pero, si importante fue la influencia de Péladan, no lo
fueron menos otras creencias y doctrinas esotéricas, aunqueen este
caso en las llamadas vanguardias. Wassily Kandinsky es considerado uno
de los «padres» de la abstracción. Sus primeras obras son paisajes,
aunque pronto añade otros temas, cargados de características
simbolistas, escenas fantásticas sacadas del folklore y temas
medievales. Sin embargo, su arte pronto comenzó a dirigirse hacia
otros derroteros. Se interesó por prácticas«heterodoxas”, y
especialment e por el espiritismo, interés que compartía con su esposa
Gabriele. Sabemos que estaba muy interesado en lo que se conoce como
fotografía espiritista. Así lo demuestran varios libros y revistas que
guardaba en su biblioteca. Una de estas obras era Animismo y
Espiritismo, de Aksakow. También se conserva un ejemplar de la revista
El mundo sobrenatural, de 1908, enla que realizó numerosas
anotaciones en los márgenes. Sin embargo, es otro trabajo el que más
influyó en su obra: el libro Thought-forms (Pensamientos-formas), de
los teósofos Annie Besant y Leadbeater. Y es que, aunque Kandinsky
nunca llegó a formar parte de la Sociedad Teosófica, estuvo
profundamente influido e interesado por las doctrinas de Blavatsky. En
1911 Kandinsky escribió Delo espiritual en el arte, en cuyas páginas
es evidente la huella que dejaron en él estas creencias. En el libro
defiende la inminente llegada de una Nueva Era espiritual, en la cual
la pintura debe jugar un importante papel. En otro de los capítulos,
Kandinsky explica cómo «la vida del espíritu puede ser representada
gráficamente como un gran triángulo de ángulos agudos, dividido...
tracking img