Oorianagonzalez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 41 (10162 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 1 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Oniria
(Versión libre de una pesadilla)
De Martín Giner
A oscuras se escucha una voz en off:
¿Cómo nace un sueño? Algunos especialistas afirman que surgen como una manifestación
de deseos inconscientes que reemplazan la concreción material de estos deseos. Otros
refutan esta afirmación diciendo que los sueños son, simplemente, la manifestación azarosa
de la actividad cerebral. Yo difierocon ambas afirmaciones porque sé que a los sueños los
hacen tres hombrecitos chiquititos que están adentro de nuestras cabezas. (Las luces se
encienden apenas y en penumbras se ve a tres hombres preparando el espacio
diligentemente.)
Algunas personas me han preguntado como llegan estos hombrecitos a la cabeza, la
respuesta me parece obvia: se meten por las orejas. Otros me preguntan ¿porqueestoy tan
seguro de que son tres? Porque la idea de que cuatro hombrecitos diminutos vivan dentro
de mi cabeza me parece una locura ridícula y absurda (Ríe.) ...Por otro lado, tres, tiene
mucho más sentido.
Estos hombrecitos toman recuerdos, imágenes, palabras y arman colages interpretando
nuestros deseos más profundos y dándoles forma a las historias que llamamos sueños; a
veces estashistorias no son todo lo agradables que nos gustaría porque los muy estúpidos
suelen confundirlo todo torturándonos con nuestros propios deseos. Debe ser porque sus
cerebritos son muy pequeños. Imagínense, el cerebro de un ser humano pesa unos tres kilos
con ochocientos gramos, promedio; y si estos hombrecitos son un dieciseisavo de un
hombre normal sus cerebros pesarían... pesarían... Sus cerebrosson pequeñitos. En fin, me
gustaría poder hablar con ellos alguna vez y preguntarles: ¿Que sueña un niño que ve a sus
padres pelear todo el tiempo? Pero estoy seguro de que los muy bastarditos se me reirían y
responderían: Estúpido, no lo sabrás hasta que el niño despierte. (Apagón. Se escucha a los
tres actores gritar: ¡Mami!)
PADRE.- (A oscuras.) Marta, tu hijo tuvo otra pesadilla.
2MADRE.- (A oscuras.) Es nuestro hijo, y hoy es tu turno de calmarlo.
PADRE.- (A oscuras.) Está bien. ¡Nene! Si no te duermes va a venir un monstruo y te va a
comer las piernas.
MADRE.- No le hagas caso al estúpido de tu padre. Me parece que el monstruo le comió el
cerebro. (El nene grita.) No, nene, no hay ningún monstruo.
PADRE.- ¿A no? (Al nene.) ¿Y porque pensás que tu tío Osvaldo no tiene laspiernas? (El
nene grita.)
MADRE.- No, mi amor, no se las comió ningún monstruo; se las cortó un tren. (El nene
grita.) Mirá lo que me hacés decir, brutesco .
PADRE.- Me insultaste delante el nene. Marta, ¿que te dije la última vez que me insultaste?
MADRE.- Bruja frígida.
PADRE.- Después, ¿de que hablamos?
MADRE.- Dijimos que si queremos arreglar las cosas entre nosotros tenemos que dejarde
insultarnos. Tienes razón.
PADRE.- (Saca un frasco muy grande.) Acá está el frasco de los insultos. (La madre pone
una moneda en el frasco.) ¿Ves nene como arreglan las cosas los adultos?
MADRE.- tu no tienes que repetir esas palabras que nosotros nos decimos... ¿Y esto?
Mirá, otra vez le salieron esos sarpullidos en el cuerpo. Es la tercera vez en el mes. ¿No lo
Ibas a llevar al médico?PADRE.- Lo llevé con mi primo.
MADRE.- Un médico de verdad, no el atorrante de tu primo.
PADRE.- ¡No empieces con mi familia!
MADRE.- ¡No me hagas empezar con tu familia!
PADRE.- ¡No empieces!
MADRE.- ¡Son todos vagos, atorrantes y nunca pagan nada cuando vienen a comer!
¡Especialmente tu madre!
PADRE.- ¡¿Mi madre?! ¡eres una ingrata y una…! (Silencio.)
MADRE.- casi me dices una malapalabra.
3
PADRE.- (Al nene.) tu nunca ttienes que decir esas palabras.
MADRE.- El terapeuta nos dijo que teníamos que tener cuidado con las palabras que
Hieren, especialmente las malas palabras.
PADRE.- tu te lo buscaste. ¿Qué haces?
MADRE.- Te estoy haciendo un cheque por quinientos bolívares para el frasco de los insultos.
(Hace el cheque y lo mete en el frasco. Al nene.) tu nunca tienes...
tracking img