Orejas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (475 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
OREJAS

Tuve una vez en la casita donde yo vivo, un conejito al que lo llamé; orejas. Orejas no

sabía jugar, pero yo le mimaba mucho a tal punto que cuando aprendí a cantar el himno

nacional,antes de salir cada lunes a la escuela y antes de cantar en la escuela, yo le

cantaba el himno a mi conejito, y parece que a él le gustaba mucho el himno cuando yo

le cantaba.

Recuerdo unavez, cuando un día antes de salir un lunes más a la escuela, le canté a mi

conejo orejas el himno nacional al tiempo que lo abrazaba a mi pecho, luego al

momento de salir ya un tanto atrasadoscon mi mamá hacia la escuela, ella ya en la calle

vio que el saco de mi uniforme se hallaba lleno de lanas de mi conejito orejas, entonces

mi madre desesperada porque estábamos atrasados me dioun gran coscorrón que me

hizo llorar, y me habló mucho por llevar en mi saco las lanas de mi conejo orejas,

entonces tuvimos que regresar de inmediato a la casa para limpiar el saco. Mientrasmi

madre hacía esto, me acuerdo muy bien que volví a coger a mi conejo y recuerdo

también a mi mamá decirme desde el cuarto de planchado: ¡ya no le cogerás a ese

conejo! – pero yo lo seguíahaciendo a escondidas de mi madre. Cuando ella salió, me

descubrió y me volvió a reprender.

En el bus, de camino a la escuela, mi madre me reprendía mucho por el atraso que

llevábamos porculpa de orejas, y aunque ni él ni yo teníamos la culpa, yo me hechaba

la culpa de lo ocurrido con tal de defender a orejas, y aunque en mí no tenía aún ningún

sentido de responsabilidad acerca dela puntualidad, sabía que mi madre tenía mucha

razón, pero sin dejar de querer a mi conejo orejas.

Cuando llegamos a la escuela, siempre vi no sólo un lunes a más compañeritos que

llevabanen sus sacos, pantalones y cuellos de sus camisas, aunque sea unas dos o tres

lanas tanto de perros, gatos y en mi caso… de mi conejito orejas. Entonces, al momento

-
de cantar el himno...
tracking img