Ortodoxia libro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 256 (63984 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ORTODOXIA G. K. CHESTERTON

G.K. Chesterton

Ortodoxia

ÍNDICE
INTRODUCCIÓN EN DEFENSA DE TODO LO DEMÁS ........................... 6 II. EL MANIÁTICO ........................................................................................ 9 III. EL SUICIDIO DEL PENSAMIENTO ..................................................... 18 IV. LA ÉTICA EN EL PAIS DE LOSELFOS............................................... 27 V. LA BANDERA DEL MUNDO ................................................................. 39 VI. LAS PARADOJAS DEL CRISTIANISMO ............................................. 48 VII. LA ETERNA REVOLUCIÓN ................................................................ 60 VIII. EL ROMANTICISMO DE LA ORTODOXIA ...................................... 72 IX. LA AUTORIDAD Y ELAVENTURERO ............................................... 81

2

G.K. Chesterton

Ortodoxia

Por extraña casualidad, a la misma hora en que, en su vivienda campesina de Beaconsfield, fallecía Gilbert Keith Chesterton, anunciaba George Bernard Shaw, en Newcastle, que no hablaría más en público. Con estos mosqueteros, que tantas veces midieron sus armas dialécticas, el espectáculo de larefriega ideológica perdió en Inglaterra sus dos más diestros, tenaces y fantásticos combatientes. Chesterton y Shaw nacieron tal para cual. Dotados del mismo vigor polémico. e idéntico afán proselitista, iguales en ingenio, no existía bajo el sol una sola cuestión frente a la cual sus opiniones no se encontraran en diametral oposición. La oposición de sus opiniones encendió y mantuvo encandilada,sin un momento de desmayo, durante dos generaciones, la más fragorosa batalla que engendró nunca la inventiva. Sus controversias públicas eran como justas de la razón dirimidas con los fuegos artificiales de las paradojas, las sutilezas, los retruécanos y las imágenes, donde el público olvidaba el objeto de la riña y se dejaba fascinar por el deslumbrante espectáculo. Shaw vencía en el arte de ladramatización de su causa, pero Chesterton le vencía en la sutileza que infundía al argumento de la suya. Como si quisiera compensarle de la monstruosa corpulencia que levantó sobre sus pies, el Creador dotó el cerebro de Chesterton con el más ágil, elástico, fino entendimiento que puso en ninguno de nuestros contemporáneos. Era tan gigantesco y pingüe que le llamaron "monumento andante deLondres", y en una ocasión, durante un banquete en su honor, Bernard Shaw dijo a la hora de los discursos: "Tan galante es nuestro agasajado, señores, que esta misma mañana les dejó su asiento en el tranvía a tres señoras". Fantasía o imaginación no iban a la zaga de su figura en cuanto a exuberancia. Aunque, superficialmente considerada, la obra de Chesterton aparece sólo como un intento ingenioso deencontrar la verdad por procedimientos originales en los que el ingenio y la originalidad semejan lo principal y la verdad lo secundario, en realidad ocurre todo lo contrario. Chesterton vivió perpetuamente desasosegado por la idea de la verdad, y sus paradojas no eran sino el doble lazo con que pretendía coger por los cuernos tan elusivo toro. Su versatilidad estaba propulsada por el mismodesasosiego, el cual le llevaba del verso al artículo de periódico; de éste al ensayo filosófico; del ensayo a la novela teológica, cuando no detectivesca, o al discurso proselitista y a la controversia. La búsqueda de la verdad le condujo al catolicismo en 1922 y, poco después, a la fundación del movimiento distributista, en el que pretendía encarnar su ideología y al que, secundado por su fiel yveterano escudero el escritor casticista Hilario Belloc, dedicara la mayor parte de su astronómica energía durante los diez últimos años. Chesterton odiaba tanto al capitalismo como al comunismo, porque ambos destruyen igualmente la propiedad privada individual, el ejercicio de los oficios manuales que, para él, constituyen la base de la libertad y el desenvolvimiento espiritual del hombre. En el...
tracking img