Papa goriot

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2778 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN

Papa Goriot es una historia de drama que se desarrolla en Paris durante el siglo XIX. Esta historia se halla ubicada en el pie de montmartre y las alturas de montrouge, la pensión es una casa muy deteriorada y pobre que se conoce como la casa Vauquer, situada en la clla nueve-sainte-genevieve entre el barrio Latino y el de Saint Marceau. Todo por la pension es muy desagradable yaque se apresia un ambiente muy pesado.

OBJETIVOS

• Conocer la vida de papa Goriot y como es su mundo.
• Aprender a valorar la vida ya que este libro no narra situaciones muy duras.
• Tener conciencia de los actos que uno hace en la vida.
• Aprender a valorar la vida ya que en esta vida nos llegan cosas muy difíciles.

ARGUMENTO

La pensión, cuya fachada consta de tres pisos y da unaspecto casi inmoral, pertenece a la viuda Vauquer, apellidada de soltera De Conflans. El estado de la pensión es deprimente y deteriorado: el piso desgastado casi enmohecido, las paredes llenas de grasa, el ambiente encerrado. Pese a estas condiciones, la pensión se encuentra ocupada en su totalidad, ocho inquilinos: en el primer piso viven la Sra. Vauquer, la regenta de la pensión; tiene más de50 años aunque su semblante aparenta mayor edad, todo en ella se encuentra en armonía con su pensión que revela desdicha. En el apartamento contiguo habitan la Sra. Couture, viuda de un comisario de la República Francesa; de edad avanzada que cuida a su joven sobrina como si fuese su hija, ya que el padre de la joven, hombre muy rico, no desea reconocer a Victorine Taillefeler, una joven decabellos rubios, cintura delgada y ojos claros, quien de no ser por el sufrimiento que la acongoja, sería una mujer visiblemente hermosa. Su padre creía tener motivos para no reconocerla y no le concedía mucho dinero para su subsistencia.
Los dos apartamentos del segundo piso estaban ocupados por un anciano llamado Poiret, una especie de autómata que parecía haber sido un asno burócrata jubilado; y porun hombre de unos cuarenta años de edad que llevaba una peluca negra, se teñía las patillas y se decía antiguo comerciante, llamado Vautrin.
El tercer piso se componía de cuatro habitaciones, dos de las cuales estaban alquiladas a una solterona, la señorita Michonneau, de semblante viejo y desgastado, cuya mirada producía escalofríos y su rostro no abandonaba nunca cierto gesto amenazador; y a unantiguo fabricante de fideos, pastas italianas y almidón, el cual permitía que le llamaran Papá Goriot. Las otras dos piezas estaban reservadas a los estudiantes desdichados que, como Papá Goriot y la srita. Michonneau, no podían destinar más de cuarenta y cinco francos mensuales a su sustento y alojamiento. En aquella época, una de estas habitaciones las ocupaba Eugene de Rastignac, un jovenvenido de los alrededores de Angouleme para estudiar abogacía en París. Y en el desván, vivían Cristophe, un jornalero de la pensión, y Sylvie, la cocinera.
A veces venían a comer estudiantes y algunos vecinos del área. En la sala de comida cabían unas 20 personas y todos ellos se juntaban para hablar de los acontecimientos comunes, entre ellos se centraba todo lo que contaban y les importaba.
Lamayor parte de ese primer año, Goriot había comido fuera de su casa una o dos veces por semana, pero después llegó un momento que era sólo una vez al mes. Al finalizar el segundo año, Goriot solicitó mudarse al segundo piso porque su fortuna había disminuido. Según Vautrin, que fue entonces cuando se instaló en la pensión, Goriot era un hombre que jugaba a la Bolsa; también se le suponía un avaroque prestaba dinero, un hombre que jugaba a la lotería o un agente secreto, aunque Vautrin sostenía que Goriot no era lo suficiente astuto para ello. No obstante, a pesar de lo innoble que se suponía su conducta o sus vicios, nunca lo expulsaron de la pensión porque pagaba su pensión y servía para que cada cual desahogara en él su buen o mal humor por medio de bromas.
Eugéne de Rsatignac, el...
tracking img