Peru chile sindrome post belico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6075 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Revista de Investigación en Psicología - Vol. 10, Nº 2
Perú - Chile: Síndrome post bélico
INTRODUCCIÓN
Chile es una pequeña nación con una población de 17 millones de habitantes. Histórica y geopolíticamente es un país prepotente y expansionista, sin respeto por sus vecinos. A continuación, de manera sucinta se mencionan algunos hechos trágicos precedentes. Así, por la posesión del Cusco, el 6de abril de 1538, las tropas de Hernando y Gonzalo Pizarro (“los de Pachacámac”) derrotaron a las huestes de Diego de Almagro (“los de Chile”) en la batalla de Salinas, ubicada a 5 km del sur del Cusco. Al respecto Raúl Porras Barrenechea, escribió: “la guerra de las Salinas fue, en verdad, la primera guerra del Pacífico. Pizarro, quien murió asesinado en su palacio por “los de Chile” por noquerer entregar la Nueva Toledo, murió en realidad defendiendo la integridad territorial del Perú” (2). Hace 130 años, tras la infausta guerra de rapiña (1879-83) perpetrada de manera artera contra sus “hermanos” (3) latinoamericanos, Perú y Bolivia; luego del saqueo de la heredad nacional, Chile duplicó su territorio al anexarse Antofagasta, Tarapacá y Arica, se posesionó para su usufructo de lasriquezas del salitre y el guano, quedándose hasta la actualidad con el monitor Huáscar como trofeo de guerra. Esta oprobiosa enajenación fue cometida con el tutelaje y apoyo convenido del imperio inglés, en cumplimiento de la visión geopolítica de su mentor ideológico Diego Portales, quien antes de ser asesinado instigó la disolución de la Confederación Perú-Boliviana, al considerarla una amenazapara la supervivencia de Chile. La Confederación se disolvió luego de su derrota en la batalla de Yungay por las huestes chilenas.
Desde el comienzo de su historia republicana, las políticas de Estado de Chile en sus relaciones bilaterales con el Perú han mantenido una misma coartada: el “armamentismo disuasivo”. Así, una década antes de la guerra del Pacífico, ese país inició una carreraarmamentista que le permitió tener la supremacía naval en el Pacífico al adquirir los acorazados Cochrane (1874) y Blanco Encalada (1876), con la argucia de que era una política disuasiva contra una fantasmal conspiración peruano-boliviana. Sergio Villalobos, historiador chileno, acerca del armamentismo sureño previo a la guerra del Pacífico, lo justificó de esta forma: “Vale la pena destacar que lostemores peruanos y bolivianos sobre una supuesta política agresiva de Chile probaron ser completamente infundados. El gobierno no albergaba ningún plan siniestro. La superioridad naval era un simple resguardo nacional y no fue empleada para dar ningún golpe ni ejercer amenaza”. En la actualidad, con el manido ardid de la modernización del equipo bélico y defensa de sus fronteras, Chile ha emprendido unadesaforada inversión económica en una carrera armamentista, a la espera del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, coyuntura en la cual prevé activar su potencial bélico, si el fallo le fuera adverso. En la misma forma en que lo hicieron una centuria antes, Cristian Leyton, geoestratega chileno, acerca del armamentismo sureño actual, lo justificó así: “Chile al no poseer demandasterritoriales con sus vecinos ni tampoco ejercer una política de potencia hegemónica sobre el espacio regional o vecinal, ni menos aún una de expansión ideológica fuera de sus fronteras, no genera amenaza para la paz internacional. No existen fundamentos que permitan a Perú “acusar” a Chile estar embarcado en una carrera armamentista”(4).
Por su lado, el maestro sanmarquino Raúl PorrasBarrenechea efectuó un agudo, objetivo y aún vigente análisis crítico sobre la infausta guerra del Pacífico (1879). Él señaló que: “En la guerra con Chile los estadistas no prepararon la defensa y confiaron en los medios pacíficos y diplomáticos. Chile preparó sistemáticamente la agresión, tuvo la iniciativa de las operaciones y la ofensiva estratégica” (5).
En la actualidad, no obstante los rigores de...
tracking img