Petetito

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 426 (106258 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Guy Gavriel Kay

Fuego Errante

(El tapiz de Fionavar, Libro Segundo)

[pic]

Indice

PRIMERA PARTE: EL GUERRERO

Capítulo 1
Capítulo 2
Capítulo 3

SEGUNDA PARTE: OWEIN

Capítulo 4
Capítulo 5
Capítulo 6
Capítulo 7
Capítulo 8
Capítulo 9

TERCERA PARTE: DUN MAURA

Capítulo 10
Capítulo 11

CUARTA PARTE: CADER SEDAT

Capítulo 12
Capítulo 13
Capítulo 14
Capítulo 15Capítulo 16

PRIMERA PARTE

EL GUERRERO

Capítulo 1

El invierno se estaba acercando. La nieve que había caído durante la noche había cuajado y los árboles sin hojas estaban adornados de blanco encaje. Toronto se despertó aquella mañana cubierta con un manto blanco y eso que sólo era noviembre.

Atajando a través de la plaza de Nathan Philips, frente a las dos curvas gemelas delAyuntamiento, Dave Martyniuk caminaba con el mayor cuidado posible, lamentando no haberse puesto las botas. Al llegar a la puerta del restaurante del otro lado de la plaza, vio con sorpresa que los otros tres ya lo estaban esperando.

-¡Dave! -dijo Kevin Laine con mirada de lince-. ¡Un traje nuevo! ¿Desde cuándo?

-¡Hola a todos! -saludó Dave-. Lo compré la semana pasada. No puedo llevar siempre lashabituales chaquetas de pana, ¿verdad?

-Desde luego -dijo Kevin sonriendo. Acababa de terminar en una firma de abogados las prácticas obligatorias que Dave acababa de empezar, y estaba cursando los seis meses igualmente aburridos pero menos formales que le permitirían ingresar en el Cuerpo de Abogados.

-Si encima se trata de todo un traje de tres piezas -continuó diciendo-, la imagen quetengo de ti saltará rota en pedazos.

Sin decir palabra, Dave se desabrochó la americana y dejó ver un flamante chaleco.

-¡Que los ángeles y los arcángeles nos protejan! -exclamó Kevin, santiguándose con la mano izquierda mientras con la otra hacía el gesto contra el mal de ojo.

Paul Schafer se echó a reír.

-Realmente -continuó Kevin-, es un traje muy elegante; ¿por qué no te lo comprastede tu talla?

-¡Kevin, déjalo en paz! -dijo Kim Ford-. Es un traje muy bonito, Dave, y te cae perfectamente. Por eso Kevin se siente miserable y celoso.

-No es cierto -protestó Kevin-. Sólo quiero meterme un poco con mi colega. Si no puedo tomarle el pelo a Dave, ¿a quién se lo tomaré?

-Muy bien -dijo Dave-. Soy muy resistente. Podré aguantarlo.

En aquellos momentos se estaba acordandode la cara de Kevin en una habitación del hotel Park Plaza, la primavera pasada. De la cara y de la voz categórica, sonora y tensa con la que había hablado mientras contemplaba el cuerpo torturado de la mujer que yacía en el suelo:

«Me vengaré de esto aunque se trate de un dios y la venganza signifique mi muerte»

Había que tener paciencia, pensó Dave, con una persona que había hechosemejante juramento, aunque su comportamiento fuera la mayoría de las veces molesto. Había que tener paciencia porque aquella noche, y en otras ocasiones también, Kevin había expresado con palabras la rabia muda de su propio corazón.

-Está bien -dijo Kim con voz suave, y Dave sabía que sus palabras eran respuesta a su pensamiento y no sólo a su desenfadada contestación.

De no haber sido quien era,habría sido inquietante, con los cabellos blancos, el verde brazalete en la muñeca y en el dedo el anillo que los había traído de regreso a casa.

-Vámonos -añadió Kim-. Tenemos muchas cosas que discutir.

Paul Schafer, el Dos Veces Nacido, se había dado la vuelta y los conducía al interior del restaurante.

¿Cuántos matices, estaba pensando Kevin, puede tener la impotencia? Recordaba sussentimientos un año atrás, cuando veía a Paul cada vez más encerrado en sí mismo en los meses que siguieron a la muerte de Rachel Kincaid. Habían sido malos tiempos. Pero Paul se había salvado; había ido tan lejos en sólo tres noches en el Arbol del Verano, allá en Fionavar, que en la mayoría de las circunstancias estaba fuera del alcance de la comprensión de cualquiera. Pero estaba curado, y Kevin...
tracking img