Piense y hagase rico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 309 (77041 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 29 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
PIENSE Y HÁGASE RICO NAPOLEON HILL

http://www.librodot.com

Librodot

Piense y hágase rico

Napoleón Hill

2

Napoleón Hill es en la actualidad el autor de autoayuda y superación más prestigioso de todo el mundo. Gracias a él y a sus aleccionadoras palabras, cientos de miles de personas corrientes se han sentido motivadas para convertirse en supermillonarias. Ha sido asesor devarios presidentes de los Estados Unidos. Entre sus obras cabe destacar “La actitud mental positiva”.

Prefacio del editor norteamericano En el terreno de la realización personal, la independencia financiera y la riqueza del espíritu, más allá de lo que se puede medir en dinero, Piense y hágase rico es uno de los libros más válidos de todos los tiempos. Nunca hubo otro libro como éste, ni nunca podráhaberlo. Fue inspirado por Andrew Carnegie, que reveló su fórmula de realización personal al autor, Napoleon Hill, hace muchos años. Carnegie no sólo llegó a ser multimillonario sino que hizo millonarios a una multitud de hombres a los que enseñó su secreto. Otros 500 hombres ricos revelaron el origen de su riqueza a Napoleon Hill, que ha pasado toda una vida de investigación difundiendo sumensaje a las personas de todas las clases sociales que están dispuestas a aportar sus ideas, sus ilusiones y sus planes organizados a cambio de la riqueza. Centenares de personas han aplicado los famosos principios de este libro en aras de su propio enriquecimiento. Sus secretos son tan intemporales y prácticos como lo eran en la primera edición de Piense y hágase rico. En esta última edición, losprincipios y las fórmulas que conducen al éxito se han hecho asequibles a todos aquellos que desean fervientemente hacer dinero y alcanzar las ricas satisfacciones espirituales que la realización personal proporciona. Piense y hágase rico es un libro eminentemente práctico, que indica «qué hacer y cómo». En él, usted encontrará la magia de la autodirección, de la planificación organizada, laautosugestión, las asociaciones inteligentes, un sistema sorprendentemente revelador de autoanálisis, planes detallados para vender sus servicios personales y la riqueza de otras ayudas específicas, provenientes de la experiencia de grandes hombres que han dado sobradas muestras de su valor. La riqueza al alcance de su mano no siempre puede medirse en dinero. Hay grandes riquezas en las amistadesduraderas, las relaciones familiares armoniosas, la simpatía y la comprensión entre los asociados, y en la armonía interna que da la paz de espíritu, todos ellos valores mensurables en un plano espiritual. Los conceptos primordiales de Piense y hágase rico lo prepararán para atraer y disfrutar de estos estados superiores que siempre han sido y serán inaccesibles a todo el que no esté

preparado paraellos.
Cuando empiece a poner en práctica los principios de Piense y hágase rico, esté preparado para una vida distinta, en la que no sólo las dificultades y tensiones se suavizarán, sino que estará predispuesto a la acumulación de riquezas en abundancia. EL EDITOR Unas palabras del autor En cada capítulo de este libro, que ha hecho fortunas para centenares de hombres extraordinariamente ricos aquienes he analizado de manera exhaustiva durante muchísimos años, se habla del secreto de cómo hacer dinero. El secreto me lo señaló Andrew Carnegie, hace más de medio siglo. El viejo escocés, sagaz y encantador, me lo espetó sin miramientos cuando yo era un niño apenas. Luego se repantigó en la silla, con un destello de alegría en los ojos, y me miró detenidamente para ver si yo había comprendidotodo el significado de lo que me acababa de decir. 2

Librodot

Librodot

Piense y hágase rico

Napoleón Hill

3

Al ver que yo había captado la idea, me preguntó si estaría dispuesto a pasarme veinte años o más preparándome para ofrecérselo al mundo, a hombres y mujeres que, sin ese secreto, podían llevar una vida de fracasos. Le respondí que sí, y con la ayuda del señor Carnegie,...
tracking img