Pio baroja, la busca

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2821 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
1. Señale las descripciones de paisajes, explicándolas.

En la obra “la Busca” se describe el ambiente bajo, mísero y sórdido de Madrid, destacando la plasticidad y el realismo de sus paisajes. Este ambiente madrileño se mantiene a lo largo de toda la novela y en determinados momentos se agudiza haciéndose palpable, por ejemplo, la escena donde Manuel pasó la noche con una legión de golfosy mendigos en el pórtico del Observatorio:

“(…) Madrid, plano, blanquecino, bañado por la humedad, brotaba de la noche con sus tejados, que cortaban en una línea recta el cielo; sus torrecillas, sus altas chimeneas de fábrica y, en el silencio del amanecer, el pueblo y el paisaje lejano tenían algo de lo irreal y de lo inmóvil de una pintura.

Clareaba más el cielo, azuleando poco a poco. Sedestacaban ya de un modo preciso las casas nuevas, blancas; las medianerías altas de ladrillo, agujereadas por ventanucos simétricos; los tejados, los esquinazos, las balaustradas, las torres rojas, recién construidas, los ejércitos de chimeneas, todo envuelto en la atmósfera húmeda, fría y triste de la mañana, bajo un cielo bajo de color de cinc.
Fuera del pueblo, a lo lejos, se extendía lallanura madrileña en; suaves ondulaciones, por donde nadaban las neblinas del amanecer, serpenteaba el Manzanares, estrecho como un hilo de plata; se acercaba al cerrillo de los Ángeles, cruzando campos yermos y barriadas humildes, para curvarse después y perderse en el horizonte gris. Por encima de Madrid, el Guadarrama aparecía como una alta muralla azul, con las crestas blanqueadas por lanieve.(…)”
(Baroja, P, “La Busca”, Tercera parte, Cap. 2, págs.143-144)
Aquí, se describe el amanecer madrileño, desde una mirada que se va extendiendo hacia las afueras de la ciudad, concluyendo con la visión de la sierra nevada como una cima distante de pureza, contemplada por un observador que se ha hundido entre maleantes, prostitutas y mendigos. Aquí podemos ver la innovación que ofrece la novelabarojiana: la asimilación de los rasgos del paisaje al estado de ánimo del personaje o contemplador, frente a su antigua función de simples elementos estáticos y puramente decorativos.
Dentro de la novela hay un gran número de ambientes, pero los más importantes son: La casa de huéspedes de Doña Casiana, donde llega Manuel por primera vez y a donde regresará de vez en cuando, según lascircunstancias; “A la regeneración del calzado”, es la zapatería del tío de Manuel, el Señor Ignacio. Aquí él empieza a trabajar; La casa del Señor Ignacio y su familia, pequeña y oscura, situada en un edificio llamado “la corrala” o “el corralón”; lugar oscuro y sucio donde conviven todo tipo de personas del mísero Madrid. La “Tienda del tío Patas”, un puesto de pan y verduras. Manuel llega a este lugardespués de la muerte de su primo Leandro a trabajar y entre otros.
Sin embargo de todos los ambiente nombrados anteriormente, Manuel nunca fue feliz o se sintió tranquilo en alguno de ellos, hasta que conoció al señor Custodio, quien es un trapero, este hombre le ofrece trabajo, casa y comida a Manuel.
En este ambiente, Manuel se siente tranquilo y piensa que aquel lugar está hecho para él:
“ (…)Manuel echaba una mirada de satisfacción, por la rendija de la puerta a la hondonada negra. En el corral, las gallinas picoteaban la tierra; un cerdo hozaba y corría asustado de un lado a otro, gruñendo y agitándose con estremecimientos nerviosos; Reverte bostezaba y guiñaba los ojos con gravedad, y uno de los burros se revolcaba alegremente entre pucheros rotos, cestas carcomidas y montones debasura, mientras el otro le contemplaba con la mayor sorpresa, como escandalizado por un comportamiento tan poco distinguido.
Toda aquella tierra negra daba a Manuel una impresión de fealdad, pero al mismo tiempo de algo tranquilizador, abrigado; le parecía un medio propio para él. Aquella tierra, formada por el aluvión diario de los vertederos; aquella tierra, cuyos únicos productos eras latas...
tracking img