Planificacion socorro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1522 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
“SOCORRO”

La autora
Elsa Bornemann nació en Buenos Aires. Es una de las escritoras más destacadas de libros para niños y adolescentes, y ha recibido por su labor un amplio reconocimiento nacional e internacional. Entre sus obras narrativas podemos mencionar: Palabracadabra I y II, Cuentos a salto de canguro, Lisa de los Paraguas, Cuadernos de un delfín, Los grendelines, El niño envuelto,Queridos monstruos, La edad del pavo, No hagan olas, Socorro Diez, No somos irrompibles, y Los desmaravilladores. Entre sus textos poéticos se destacan Disparatario, El espejo distraído, Tinke-Tinke, Sol de noche y A la luna en punto, todos en Alfaguara.
Síntesis del libro
Personajes: se pueden diferenciar dos grupos: por un lado, los humanos y por otro, los entes sobrenaturales (brujas, almas enpena, fantasmas, monstruos, etcétera). En general, los protagonistas de estos cuentos son niños, jóvenes o adolescentes que tienen un encuentro con seres del más allá.
Lugar: las historias se desarrollan en diversos sitios, cotidianos en muchos casos, algunos creados por la autora y otros reales. Los escenarios más comunes son casas, cementerios y territorios prohibidos.
Análisis: Este libro seinicia con un original prólogo a cargo del monstruo creado por Mary W. Shelley en su novela Frankenstein. Según reza este paratexto, Elsa Bornemann le había prometido al monstruo un regalo especial para su cumpleaños número170: un libro de cuentos de terror. Los textos están organizados en tres partes, cada una de las cuales incluye cuatro relatos (tres cuentos más breves y uno relativamente largoal final de cada parte). El primer cuento es “La del once ‘Jota’”. En este caso, una serie de hechos extraños hacen víctima a una jovencita cuya abuela, especie de bruja moderna, ejerce su influencia contra la muchacha desde el más allá. El poder de los muertos que confronta el mundo de los vivos también se hace presente en “La casa viva”. Como en tantos relatos de terror, la morada es el marcoideal para los insólitos sucesos que, en esta oportunidad, están ligados al pasado de uno de sus antiguos habitantes. En “Manos” la autora plantea una interesante inversión que sugiere la parodia: en esta ocasión parecen ser los fantasmas los que experimentan el miedo frente a una terrible tormenta y buscan el auxilio de tres niñas. La segunda parte del libro se inicia con “Cuento de los angelitos”;el realismo de la situación retratada deriva en crítica social: la pobreza, la impunidad frente a una muerte inexplicablemente cruel y la desidia solo parecen encontrar justicia en otra dimensión: la celestial. Es también en un ámbito signado por la marginación donde se desarrolla la historia de “El Manga”, un personaje siniestro que secuestra niños de la villa. En este caso, la experiencia delhorror deviene en relato ficcional en la voz de una de sus víctimas ya que, como suele ocurrir en este género, la explicación racional no convence o no puede ser tolerada. En “Cuando los pálidos vienen marchando”, la razón, representada por una crónica periodística, tampoco alcanza para dar cuenta de los hechos protagonizados por dos muchachos durante un paseo en moto; solo un hábil narrador nossumergirá en el amenazante mundo de los muertos. Similar es la situación que se produce en “Aquel cuadro”, donde la policía resulta incapaz de resolver una muerte cuya clave, junto con el asesinato de una familia, está cifrada en otra ficción: una misteriosa pintura. Como vemos, la suspensión de las leyes de la naturaleza condena a los personajes a la muerte o a la locura, como en “Nunca visitesMaladonny”. En este caso, el protagonista se objetiva en una tercera persona para narrar su experiencia, la de Timothy Orwell, un muchacho a quien su entorno desconoce por completo. El cuento, además, le sirve a la autora para aludir a otros infiernos menos artificiosos, como la última dictadura militar en la Argentina. Un capítulo aparte merecen las leyendas japonesas que Bornemann recreó en “Los...
tracking img