Por ahora nada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (864 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
"La edad no protege del amor...
pero el amor protege de la edad."
Jeanne Moreau

Podemos decir que como aquel viejo tango “cincuenta años no es nada”; también podemos decir que cincuenta años esuna eternidad, toda una vida vivida, en compañía del amor y la sabiduría; con todos sus sueños, sus contratiempos y alegría; esta noche levantaremos una copa y brindaremos por estos cincuenta años devida, que deben ser tomado como un ejemplo.

“Porque el amor muchas veces vuela, y muchas otras anda, a veces corre apresurado, y muchas otra camina despacio disfrutando del camino. El amor aalgunos entibia, a otros los enfría. El amor puede hacerte feliz, o puede matarte, on este camino, que sin prisa fue recurrido. Y uno a veces mira hacia atrás y se pregunta si existe algún amor que seacapaz de lo mismo. Hoy podemos brindar orgullosos de que el amor esta en esta tierra, de que es posible amara sin condiciones y sin niebla; hoy brindamos orgullosos pirque una vez más el amor nos demostróque la vida es mejor vivirla cuando se tiene a ese gran amor”

Boda de perlas de Mario Benedetti

Después de todo qué complicado es el amor breve
y en cambio qué sencillo el largo amor
digamosque éste no precisa barricadas
contra el tiempo ni contra el destiempo
ni se enreda en fervores a plazo fijo

el amor breve aún en aquellos tramos
en que ignora su proverbial urgencia
siempreguarda o esconde o disimula
semiadioses que anuncian la invasión del olvido
en cambio el largo amor no tiene cismas
ni soluciones de continuidad
más bien continuidad de soluciones

esto vieneligado a una historia la nuestra
quiero decir de mi mujer y mía
historia que hizo escala en treinta marzos
que a esta altura son como treinta puentes
como treinta provincias de la misma memoriaporque cada época de un largo amor
cada capítulo de una consecuente pareja
es una región con sus propios árboles y ecos
sus propios descampados sus tibias contraseñas

he aquí que mi mujer y yo...
tracking img