Proyecto central camionera del sur

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3719 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
xi. Las aporías de la llamada transición a la democracia
Introducción
Los procesos sociales siempre están teñidos por los intereses de alguna clase, sector o fracción, o cruzados por bloques y alianzas. Una amplia gama de sectores sociales, heterogéneos y provenientes incluso de clases antagónicas, con su organización, movilizaciones y luchas confluyeron en los procesos de apertura políticaconocidos como transición a la democracia en las últimas décadas del siglo xx. Los proyectos sociales que terminaron imponiéndose en tales procesos de apertura explican el tipo de ciudadanía y de democracia que cristalizaron en ellos, así como la reconfiguración del espacio político y los asuntos públicos, las modalidades de representación y en general las condiciones de ejercicio de la relaciónmando-obediencia.
Por lo general las discusiones en torno a las transiciones adoptaron un sesgo formalista (cuándo hablar de transiciones, qué elementos califican a las democracias, los diversos aspectos que definen la ciudadanía, etcétera) y asumieron de hecho que existe una única forma de democracia, de ciudadanía, de relación mando-obediencia (por lo general la propuesta liberal), por lo que eltema de quiénes determinan el carácter del proceso, y con ello sus limitaciones inherentes, quedó relegado como un problema secundario. En lo que sigue trataremos de poner de manifiesto los nudos a los que se vio enfrentada la teoría de la transición o consolidación democrática, los que con la emergencia en el siglo XXI de un nuevo tipo de gobiernos se harán más patentes.
1. Dos interrogantesclave: ¿quién(es) tiene(n) el poder? ¿Cómo lo ejerce(n)?
En la sociología política dos interrogantes son centrales para desentrañar la constitución y ejercicio del poder político en un momento histórico determinado. Su formulación, que no su respuesta, es sencilla: ¿quién(es) detenta(n) el poder político?, y ¿cómo lo ejerce(n)?
La imbricación de estos dos cuestionamientos es indispensable para unacomprensión adecuada de los temas señalados. De lo contrario se plantearán serios problemas si se privilegia sólo a uno de ellos. De atenderse únicamente al segundo se desechan las cuestiones referidas a quiénes conforman el bloque en el poder y cómo se conforma la hegemonía estatal; si sólo se responde sólo al primero, se pierde de vista el asunto de las formas de gobierno.
Aquí reside una delas principales limitaciones de la llamada teoría de la transición (o consolidación) democrática, objeto de fuerte difusión en el análisis político en América Latina en las últimas dos décadas del siglo xx._ Su interés fundamental se centró en el problema relativo a cómo se ejerce el poder, agotándose en precisiones sobre el inicio y el término de las transiciones, sobre las instituciones de losregímenes democráticos y sus interrelaciones, la calidad de la democracia y otros temas similares.
Sin embargo, su preocupación en torno a quiénes detentan el poder quedó circunscrita a los relevos del personal que administra el Estado_, del paso de militares y tecnócratas en el caso de las dictaduras militares, o de partidos de Estado y tecnócratas en las fórmulas civiles autoritarias, a la gestiónde gobiernos civiles en manos de nuevos tecnócratas y políticos, sin preguntarse por los intereses de clase específicos que el Estado, bajo una u otra administración, realmente representa_. Esto dejó desarmados a los teóricos de la transición para comprender —entre otros asuntos— los límites reales a los que se enfrentan los procesos de liberalización política y de traspaso de la hegemonía en losprocesos de democratización a otras manos.
En el presente análisis se intenta abordar los dos interrogantes mencionados para enfocarse en las condiciones en las que los proyectos del capital encabezan los procesos de democratización, dejando de lado, por ahora, los momentos en que entrados en el siglo xxi, emergen otros proyectos de democratización ajenos e incluso contrapuestos en grados...
tracking img