¿Puede la democracia ser opresiva?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5050 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Puede la democracia ser opresiva?

Cuando se pregunta por la opresión en filosofía política es evidente que se está preguntando por la libertad. Sentirse oprimido supone sentirse obligado, presionado, encerrado en una situación no deseada de la que necesitamos liberarnos. Aparentemente, la libertad se presenta como lo opuesto a dicha opresión, de manera que lo lógico sería deducir de ello quesiempre que somos libres no estamos oprimidos. Si preguntamos si la democracia puede llegar a ser opresiva, estamos preguntando indirectamente si es que es posible que la democracia no haga libre a las personas a las que se aplica. Lo cual es doblemente interesante, pues por un lado se está asumiendo que normalmente se tiene a la democracia por un gobierno libre y, por otro, porque se estásospechando de esa opinión general que así la contempla. Resulta entonces que esta pregunta sólo guarda sentido si discrepamos acerca de aquello que nos hace libres, o nos permite serlo. Ya Isaiah Berlin se dio cuenta de que son dos preguntas bien distintas, aunque de ningún modo desvinculadas. Pero no nos anticipemos con conclusiones, pues, aunque la cuestión de la libertad sobresalga como laproblemática principal de este tema, no hay que olvidar que también se está interrogando por la democracia.
On a toujours compris par démocratie le gouvernement où le peuple exerce la souveraineté. La respuesta a cómo se ejerce dicha soberanía y por quiénes está formado el pueblo ha sido la principal diferencia entre los distintos teóricos, así como la causa de la bifurcación del sistema en directo yrepresentativo. Así ha sido como el concepto ha ido modificándose a lo largo de la historia, dando lugar a múltiples concreciones que hacen de dicho sistema una forma de gobierno nada unánime en su definición y aplicación. No es mi intención hacer un recorrido histórico alrededor de dicha noción, porque ni es por lo que se está preguntando aquí ni creo que sea necesario de explicitar datos de sobra yasabidos; pero sí que me gustaría recalcar de ahora en adelante que toda respuesta que se pueda dar a la pregunta ¿puede la democracia ser opresiva? depende directamente de una cierta concepción de libertad y de democracia.
Ahora bien, es obvio que la concepción de democracia es mucho más concreta que la de libertad. En tanto es un sistema político con fines prácticos, su objetivación y condiciónse han presentado como urgente y real, de manera que los principios y el funcionamiento de los posibles sistemas democráticos han sido de sobra establecidos oficialmente. Las principales características de sus formas directa, representativa o participativa son indiscutibles, aunque la puesta en obra siempre esté abierta a revisiones y complicaciones que la generalidad no soluciona. No obstante,podemos decir que, aunque plurales, las definiciones de democracia son limitadas y más o menos claras.
No ocurre lo mismo con la idea de libertad, concepto que todo el mundo parece entender pero que nadie termina de acordar. Probablemente, el determinar su significado de una vez por todas vaya en contra de su mismo espíritu, una quimera culpable de su destrucción, pero lo cierto es que los siglospasan mientras todos luchan y hablan en nombre de la libertad, que existen leyes en su defensa y restricción que nos afectan de manera concreta y que hay que llegar a un consenso para poder aplicar dichas leyes. Es por ello que la propuesta de Berlin de dos tipos de libertad ha sido tan esclarecedora y útil a la hora de abordar la cuestión. Personalmente, no creo que la clasificación de losdistintos discursos sobre la libertad en positivos o negativos vaya a acabar con la confusión ni a limitar su poder semántico. Pero es indudable que dicha categorización supone una lúcida síntesis de la mayor parte de propuestas que se han dado históricamente, y por tanto será la que seguiremos a lo largo del escrito.

Lo primero que llama la atención al leer Deux conceptions de la liberté es el...
tracking img