Que son los derechos humanos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2677 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Reseña Analítica
1. Identificación Del Texto

Autor: Eduardo Cifuentes Muñoz
Titulo: ¿Qué Son Los Derechos Humanos?
Editorial: Red De Promotores De Derechos Humanos
Año de Publicación: no registra
Palabras Claves: derecho, individuos, logro relativamente reciente en la historia de la humanidad, modernidad y universalidad.

2. Descripción Del Documento:
Los Rasgos Distintivos De LosDerechos Humanos
Los derechos humanos son universales: Hoy en día se pude afirmar que el goce de estos derechos es una prerrogativa o privilegio que le corresponde, sin excepciones, a todo miembro de nuestra especie, pero se debe precisar las diferentes dimensiones de la universalidad que, en este caso, puede ser entendida en tres sentidos distintos: a) en referencia a los bienes jurídicosprotegidos; b) en relación con los titulares de los derechos; c) en referencia a los sujetos obligados a reconocer dichos derechos, junto con las obligaciones correspondientes. La universalidad referida a los bienes jurídicos protegidos, significa que los derechos humanos son -o pretenden ser- universales, antes que todo, porque protegen bienes como la vida o la libertad, en principio valiosos para todoser humano, independientemente de las diferencias de tradiciones y culturas. Finalmente, se pude decir que son universales porque toda persona humana debería estar dispuesta a aceptar, independientemente de sus convicciones éticas o religiosas, las obligaciones correspondientes al reconocimiento de todos los integrantes de nuestra especie como titulares legítimos de estos derechos.
La pretensiónde universalidad de los derechos humanos se enfrenta con las tesis de quienes apelan al pluralismo cultural para cuestionar la posibilidad y la pertinencia de unos principios o valores morales universalmente compartidos. En un mundo más abierto e interconectado nos enfrentamos a menudo, o con mayor facilidad que antaño, con ideales encontrados de excelencia humana y con diferentes opciones encuanto a búsqueda de felicidad, reconocimiento social y formas de vida digna, también es necesario insistir un poco más en las diferencias entre el segundo y el tercero de los sentidos de universalidad antes mencionados. Con la modernidad se afianza la idea de que todos los humanos son poseedores de una igual dignidad fundamental y tienen el mismo derecho al goce de bienes primarios ligados con lacondición humana.

Los derechos humanos son incondicionados: debido a que afectan las dimensiones más entrañables de la personalidad, las aspiraciones relacionadas con los derechos no toleran el regateo y las transacciones: ellas se imponen como exigencias categóricas, que deben ser atendidas de manera prioritaria e incondicional por parte de la sociedad y del poder político, independientemente deconsideraciones de utilidad y de cálculos costo-beneficio. La incondicionalidad aparece así como un rasgo tan consustancial a los derechos como la pretensión de universalidad, los derechos deben ser tomados en serio, y deberían funcionar como “cartas ganadoras” frente a toda otra clase de consideraciones relacionadas con el interés colectivo, la seguridad del Estado, las tendencias del mercado ylas necesidades de crecimiento económico. El excesivo costo de los derechos no puede servir de excusa para desconocerlos; Como bien lo ha señalado R. Dworkin, (Los derechos en serio, 1977).

Los derechos humanos son imprescriptibles e inviolables en su núcleo esencial: la dignidad como estado moral no se pierde a pesar de los actos considerados más indignos, ni por el hecho de que otrosdesconozcan con su práctica dicho valor, de acuerdo con la teoría moderna. La misma dignidad justifica el carácter en principio inviolable y “sagrado” de los derechos directamente vinculados con ella, que sólo pueden ser limitados ante demandas constitutivas de otros sujetos de derechos, o en casos de seria conmoción interior, cuando las instituciones corren el peligro de derrumbarse; de aquí el carácter...
tracking img