Quien se robo mi queso

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1957 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 23 de septiembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
La narración comienza cuando 7 amigos de una escuela se encuentran hablando de el cambio que va a tener en la forma de llevar sus materia y la creación de un trimestre de verano, como en cualquier lado, se encuentran distintas opiniones la mayoría en contra del cambio, durante la platica uno de ellos les propone contarles un cuento que les podía servir de reflexión para lo que estaban viviendo.El cuento trataba de cuatro personajillos corrían por un laberinto en busca de queso con el que alimentarse y sentirse felices. Dos de ellos eran ratones y respondían a los nombres de Fisgón y Escurridizo. Los otros dos eran liliputienses, seres tan pequeños como los ratones, pero que actuaban como la gente de hoy en día y se parecían mucho a ella. Se llamaban Hem y Haw. Cada día, ratones yliliputienses pasaban todo su tiempo en el laberinto buscando su particular queso. Fisgón y Escurridizo estaban dotados de pequeños cerebros y de buen instinto, los dos liliputienses, Hem y Haw, utilizaban en cambio sus complejos cerebros, repletos de emociones y de creencias, para buscar una clase muy distinta de queso, un Queso que creían que les haría sentir felices y triunfadores.
Cada mañana seponían sus ropas de deporte y sus zapatillas de correr, salían de sus casitas y se lanzaban al laberinto en busca de su queso preferido. El laberinto consistía en una maraña de pasillos y cámaras, algunas de las cuales contenían el delicioso manjar. Pero había también rincones oscuros y callejones sin salida, que no conducían a ninguna parte. Era un lugar ideal para perderse. Sin embargo, paraquien lograra encontrar el camino, el laberinto guardaba secretos que le permitían disfrutar de una vida mejor.
Fisgón y Escurridizo se limitaban a utilizar un sencillo método de ensayo y error para buscar su queso. Corrían por un pasillo y, si estaba vacío, daban marcha atrás y se lanzaban hacia otro. Recordaban bien qué corredores no tenían queso y exploraban rápidamente nuevas zonas. Hem y Hawutilizaban también su capacidad para pensar y aprender de sus experiencias pasadas. Sin embargo, confiaban en sus cerebros complejos para desarrollar métodos más sofisticados para buscar el Queso. Algunas veces les salía bien, pero en otras ocasiones sus creencias y emociones humanas les dominaban y ofuscaban su modo de ver las cosas. Eso hacía que la vida en el laberinto se tornara más complicada ydesafiante.
Cada uno de ellos encontró un buen día su propia clase de queso, al final de uno de los pasillos en la Estación Quesera Q y no pasó demasiado tiempo antes de que cada cual estableciera su propia rutina. Fisgón y Escurridizo continuaban levantándose pronto y lanzándose a toda prisa por el laberinto, siguiendo siempre el mismo recorrido. Una vez llegados a su destino, se sacaban laszapatillas, ataban juntos los cordones y se las colgaban del cuello, de modo que las tuvieran rápidamente a mano por si volvían a necesitarlas. Luego se ponían a disfrutar de su queso.
Los liliputienses comenzaron a desarrollar una rutina diferente. Hem y Haw se levantaban cada día un poco más tarde, se vestían un poco más despacio y caminaban en lugar de correr hasta la estación. Después de todo,sabían dónde estaba el Queso y cómo llegar hasta él. Se acomodaban como si estuvieran en su propia casa, colgaban su ropa de deporte, se sacaban las zapatillas de correr y se calzaban unas pantuflas. Ahora que habían localizado su Queso, comenzaban a sentirse realmente cómodos.
Los liliputienses se sentían felices y triunfadores y seguros y hasta decidieron trasladar sus casas cerca de allí yconstruir su vida social a su alrededor y hasta pensaban que e queso los hacia felices. Cada noche los liliputienses regresaban pesadamente a casa, repletos de Queso, y volvían confiados a la mañana siguiente en busca de más. Así fueron las cosas durante bastante tiempo.
Los días pasaban y Fisgón y Escurridizo seguían con su rutina. Hasta que una mañana llegaron a la Estación y se encontraron con...
tracking img