Recursos naturales y el ejercicio de la soberania

Recursos naturales y soberanía factor de desarrollo de los pueblos
Estimados amigos y amigas

"Pensemos en la vida, pensemos en la humanidad, pensemos en cómo salvar al planeta tierra"

Así se dirigió el Presidente Evo Morales Aymará a los jefes de Estado del mundo presentes en la 62 Asamblea General de Naciones Unidas, en septiembre de 2007.
Hoy hemos querido exponer ante ustedes algunasreflexiones consideradas de interés para el mundo entero, y en particular para los pueblos del Sur. Voy a ahorrarme hacerle un inventario demostrativo de las inmensas riquezas que poseen América, África y Asia. Resumo esto en pocas palabras: No hay recurso natural que no esté en nuestros países de manera generosa, por encima del resto del mundo. Si quieren una cifra aproximada tomen por verdadcomprobada que aproximadamente el 80% de los recursos naturales está en los países del Sur. Y para darle mayor valor, también el 80 % de la humanidad está en el Sur.

Visto de esta forma, espiritualmente hablando, el planeta tierra fue concebido de manera perfecta: 80 para 80 y 20 para 20 (80/80 y 20/20). Pero una cosa es la sabiduría de la Madre Tierra, del Universo y otra es la historia desigualde la humanidad. Resulta que los números se invierten, y el 20% de la población, consume el 80 % de la producción mundial. Para ello el norte, se ha valido ideológicamente de la aplicación del modo de capitalismo salvaje que con métodos excluyentes ha venido haciendo uso de los recursos naturales propios y extraños.

En 1952, al considerar que la energía y los recursos naturales son de granimportancia para los países la ONU, muestra su preocupación por la gestión de estos recursos, especialmente en los países en desarrollo, es decir, en los pueblos del Sur. Tras intensos debates, aún influenciados por la recién concluida Segunda Gran Guerra Europea en 1945, la Asamblea General declaró que los países en desarrollo tienen "el derecho de disponer libremente de sus recursos naturales" y quedeben ser utilizados para realizar sus planes de desarrollo económico de acuerdo a sus intereses nacionales.

Por supuesto, la declaración se aprobaba en una Asamblea General dominada por los países del Sur, conscientes en su momento de la voracidad capitalista y de los planes de libre comercio que ya predicaba con fuerza el Acuerdo General de Aranceles y Comercio, el GATT, hoy en díaadministrado por la Organización Mundial de Comercio (OMC).
Desde 1952, los países del Sur verían asombrados como la industrialización del norte consumía sus propios recursos y se adentraba en los del Sur. La segunda división internacional del trabajo daba tareas precisas de producción a los países del Sur de acuerdo a las necesidades de los del Norte, creando una periferia en torno al centro, ósea lospaíses monetariamente ricos. La industrialización se reserva al Norte, y la extracción de materias primas y algunos productos agrícolas a gran escala al sur. Salvo excepciones, el Norte apenas permitía destellos de industrias pesadas y ensambladoras en algunos países aliados, una manera también de crear mercado para la exportación de partes e insumos industriales.

La descolonización de África, sibien produjo un boom socialista con luchadores- pensadores de la talla de Amilcar Cabral, Kruma, Machel, Toure, Nasser, Nyerere, entre otros, no evitó el avance sostenido de las empresas transnacionales de Europa que codiciaban las inmensas riquezas minerales, forestales y pesquera de África. Esa presencia transnacional no generó desarrollo alguno, ni siquiera influyó en el empleo. Por el lado delas regalías, estas eran y aún lo son, tan bajas que en muchos casos no superan el 5%. Es decir, la explotación transnacional en el Sur no generaba, ni genera, mayores beneficios. Todo lo contrario, África a mayor cantidad de recursos naturales mayor deuda externa.
Situación similar ocurrió en América Central y América del Sur. La división internacional del trabajo condenó a Centro América a...
tracking img