Reelazion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1297 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
REELAZION...

Sin embargo todo tiene un comienzo, pero cuando se termina; si en realidad de lo que se vive se tiene las experiencias, nada termina… todo se relaciona.

Todo comenzó un 27 de septiembre, si en plena primavera, recuerdo de ese día esa fresca y loca brisa pasajera, que me decía:
-¡Quédate en cama! Un ratito mas- susurro con su libre melodía.-Perfecto, hasta el viento me dice que hacer- pensé.
Y yo que le hago caso, me volví a cubrir la cara con la sabana, tratando de encontrar sueño una vez mas, no fue tan fácil; debía estar en silencio y concentrarme en no pensar. Cerré los ojos, pero algo comenzó a sonar dentro de mi, y me di cuenta que eran mis latidos, no hacían rudo sino una melodía perturbadora que penetraba mis oídos. Nopretendía hacerme problema. Error!! Mas me hacia la tonta, mas fuerte era el sonido.
Termino levantándome. Seguía mi vida perdón otro día más, que emoción verdad -.- en realidad no lo vi así, uno como todos, tal vez algo suceda pero hace tanto que lo espero que indirectamente pretendo que me suceda algo que cambie esta maldita rutina, pero no. Me encantaría que al salir de casa mi vecina mesalude y se acuerde de recoger su basura y no tener que hacerlo yo; o llegar a la universidad y que la conserje, sonría; tal vez que ese chico de ojos claros me vea y se ofrezca a acompañarme a la siguiente clase; ALGO. Pero otra vez, no.
Caminando por el parque hasta donde suelo desayunar con Santiago, Luca y Nadia, sentí ganas de sentarme, al inclinarme se cayeron mis libros, mordiendomi labio inferior y suspirando, los levante de a uno. No pretendía apurarme y si es mejor demorarme, llegar tarde alguna vez en mi vida, solo faltaba uno y alguien me dijo:
-Déjalo yo lo levanto- fue una dulce voz, la que me dijo eso.
-Gracias, ¿como te llamas?- le pregunte sin temor era lindo, no pretendía dejarlo ir.
-No de nada. Mariano ¿vos?- respondió con unaagradable casi disimulada sonrisa.
-Melina- baje la mirada y sentí que una sombra se acercaba a mi rostro, era su mano levanto mi cara para que lo mire.
-No tengas vergüenza, es un hermoso nombre, siempre te veo por aquí, pero no sabía si eras tú, por que ibas muy despacio a la cafetería que de costumbre y creo que se te hace tarde y te estoy aburriendo así que me voy.Giro su mirada, volvió a hacer esa sonrisita que me resulta irresistible, y se dio la vuelta y yo:
-Espera, no es así - tome su mano y lo atraje de nuevo a mi.- ¿No quieres que vallamos a desayunar?
- Bueno, pero haz de cuenta que yo te pregunte primero y yo invito ¿si?
Sonreí y acepte con la cabeza.
Fuimos a otro lugar, les mande un mensaje a mis amigosdiciéndoles que no me esperen, que iba acompañada, a otro lugar, ya me conocen y saben que hacer. Mientras caminábamos, le pregunte: ¿Por qué me observaba? Y ¿Por qué nunca lo había visto? Y el respondió:
- Es imposible no hacerlo, tu presencia es fuerte, se nota que vives cansada de la vida pero no te importa lo que te puede hacer mal y lo que te relaciona en el mundo, me encanta mirarte,tienes ese misterio en tus ojos que ahora estoy dispuesto a ver; y con respecto a por que tu nunca me viste, es por que soy igual a todos los demás. Escondido pero notado, vos me entiendes, y la verdad que soy muy tímido y no me anime nunca a hablarte.
Quede dura, lo entendí por completo, en la confitería, nos sentamos enfrentados quería ver sus ojos y el no dejo ni un minuto de ver losmíos y no titubeo ni un minuto en cada pregunta que le hice.
Me invito a cenar esa misma noche me dio su numero de celular y yo el mió y mi dirección, en realidad insistió en ir a buscarme, me sentí muy alagada, acordamos a las ocho.
Me fui a la universidad, colorada con la sonrisa de oreja a oreja. Al llegar milagrosamente la conserje me pregunto:
-Melina, era hora...
tracking img