Reforestación en elías piña

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1696 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 7 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Jueves, 2 de julio de 2009 CLAVE

C2 - cover story

Devolverle la vida a un suelo “lavado” por el fuego
Cual si fuera un acto de arrepentimiento, campesinos de la zona fronteriza se emplean en trabajos de reforestación en las tierras devastadas tras años de conuquismo. Forman parte del Proyecto Binacional Artibonito. TEXTO: GABRIELA READ FOTOS: ORLANDO RAMOS

Las laderas lucen verdes.Pero donde hoy se extiende una finísima grama, antaño se encontraba cubierto de pinos y otros árboles. Aún se encuentran solitarios, casi fantasmales, algunos de los sobrevivientes del desbroce. Para cuando llegue el tiempo de “la seca”, el sol abrasará la montaña, dejando al descubierto las rocas. Las mismas que tapizan el intricado camino, el más largo y el menos malo, que hay que tomar paradescender hacia el fondo de la hoya, donde se encuentra la comunidad de Las Lagunas, en Elías Piña.

Cuando tenía 18 años, Élida Nova heredó de su padre la tierra en que le tocó nacer y la forma tradicional de cultivarla, es decir, mediante la tumba y quema del suelo. Pero tras cuatro décadas de soportar las embestidas de los incendios provocados, la tierra se resiste a parir como antes. “Siempre lohicimos así”, se excusa la mujer de 52 años que hoy alterna el cultivo de habichuelas y otros rubros con la jefatura de una de las dos brigadas de reforestación que se ocupan de reponer los árboles que ellos mismos erradicaron años atrás.

Más que un acto de contrición, se trata de supervivencia. Ella y sus compañeros de faena reciben del Plan Quisqueya Verde un incentivo de 300 pesos porjornada de trabajo, lo que les permite superar los sinsabores de las malas cosechas que se suceden año tras año. “Algo con qué comprar la sal”, dice Élida, “y talvez dos jarros de arroz”. Su comunidad es una de las más empobrecidas de una provincia en la que poco más del 82% de los hogares está en la pobreza. También de las más afectadas por los procesos de desertificación y sequía, por formar parte dela línea fronteriza donde se ha perdido el 85% de la cobertura boscosa.

“Problemas de agua no tenemos, no”, se apresura en aclarar Élida. Ulises Adames, otro agricultor de 50 años que participa de las brigadas, lo atestigua. Este año dio por perdida su cosecha de habichuelas a causa de las lluvias. “No es que la tierra no es buena, es que era demasiada agua”. Y describe el fenómeno: toda elagua bajó por la ladera y le echó a perder la plantación. “En la parte alta, donde entra mucho sol, se puede salvar parte. Pero las mías estaban en el fondo”. Todavía confía en que sacará adelante los víveres.

Este año, por primera vez, no quemó la tierra, sino que la trabajó con pico. Fue un mayor esfuerzo, pero sabía que era mejor para la tierra, “porque toda la basura queda debajo, y sedescompone”. Aún así, perdió la cosecha del grano. El campesino descansa sobre una roca, cobijado por unos matorrales, de lo poco que queda en la zona para ocultarse del sol. “Llevo ya varios años trabajando y perdiendo. Pero es mejor que sea por lluvia y no por seca… La seca no deja nada”, dice resignado, blandiendo un cheque de 2,600 pesos que usará para comer. Para él, las jornadas de reforestaciónsignifican algo más que ese cheque. “Todo lo que usted tiene en su propiedad es una esperanza. Si tienes palo (pino) en tu propiedad, es una esperanza. Si tienes comida, es igual”, dice. El resto del año, haciendo jornadas aquí y allá, juntará lo necesario para volver a invertir en otra siembra.

Un proyecto de carácter binacional, financiado por la Agencia Canadiense para el Desarrollo,interviene las micro-cuencas de tres ríos (El Comendador, Alonso y Las Aguas) cuyas aguas drenan de las montañas que acogen en su centro a la comunidad de Las Lagunas, y cuyo destino final es alimentar el cauce del Artibonito. A ambos lados de la frontera, la fuerte erosión producto de las malas prácticas agrícolas que han restado fertilidad al suelo, afecta el 60 % de la cuenca.

Mientras la...
tracking img