Relación obra y discurso en la obra de alfredo jaar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1321 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Universidad de Chile Facultad de Artes Departamento de Teoría de las Artes

Relación Obra y Discurso en Alfredo Jaar

Nombre: Cátedra: Profesor:

Javiera Beltrán Obra y Discurso II Federico Galende

Diciembre 2010

El golpe de estado de 1973, y la llegada de la dictadura militar, significaron un gran trauma para la escena artística chilena y la imposición de un régimen de censura ypersecución generalizado. Los artistas chilenos, prácticamente, paralizan su producción y no será, hasta el final de los 70 que se comienzan a ver las primeras señales de una renovación artística. Los artistas de la llamada “escena de avanzada” – término que acuña la teórica Nelly Richard – comparten, entre otras cosas, la utilización del lenguaje críptico y complejo, como modo de evadir la censuradel régimen. Sin embargo, varios de estos artistas, disconformes con las limitaciones propias del régimen, eligen el exilio. Pero, como dice Ronald Kay (1980: 49), “las energías vivas de una sociedad al no lograr plasmarse, ni perpetuarse en un lenguaje, perecen innominadas, o sobreviven mudas, pero peligrosamente activas en las manifestaciones disfrazadas y subterráneas de lo reprimido. Cuando nohay un signo para las energías que nacen, piden y desean, cuando no hay referencia colectiva para ellas, incomparadas e inconmensuradas se marchitan, envejecen y caducan”. Sin embargo, “visibilizar es hacer reconocer” dice Valdés (2006: 51) y al reconocer se encuentra una nueva herramienta de memoria y de denuncia. Como la misma Valdés (2006: 52) dice un poco más adelante en su ensayo, este“reconocimiento es un tema profundamente político. Sucede que las condiciones por las que se nos reconoce como humanos, están socialmente articuladas, y a veces las mismas condiciones que otorgan la «humanidad» a algunos son los que privan a otros de ella, produciendo una diferencia entre lo humano y lo menos humano”. Lo anterior es claro en la obra de Alfredo Jaar, quién reconociéndose dentro de losmovimientos artísticos de la llamada “escena de avanzada”, decide en 1981, partir en un autoexilio y ampliar su espectro de atención no sólo a su país natal, sino que al todo el llamado Tercer Mundo.

Como dice Adriana Valdés, Alfredo Jaar intenta hacer visibilizar al espectador una situación que provoca una respuesta emotiva. El trabajo de visualización, por su parte, es el de encontrar ese“correlato objetivo” que, en la obra, logre transmitir el conocimiento de esa situación y a la vez provocar en el espectador una respuesta que el excede ese conocimiento: una respuesta que sea, además, emotiva. Ronald Kay (1980: 21), refiriéndose a la fotografía dice que “generada por una percepción que no es la de los sentidos, presente pero sobrepasada, desprendida pero fija, vacía pero sobrecargada deeternidad, la humanidad, vuelta efigie mecánica, permanece sitiada por el abrupto silencio químico, que intercepta la mirada habitual sobre sí misma”. La mirada del artista, congelada, como mirada denunciante, acusadora, pero resultando invisible. Estar ahí sin que lo vean. Ser transparente: “ser atravesado por una mirada que no me ve. Ser el punto ciego de la mirada del otro”, dice el mismo Jaar.Sobre esa situación vuelve una y otra vez, en distintos formatos, el trabajo artístico de Jaar. Nuevamente Adriana Valdés dice que “visibilizar es entonces una tarea política, indudablemente: la de identificar algunas de las vastas zonas de negación sobre las que descansa nuestra imagen del espacio público”. Fuera de los sentidos, la “fotografía retarda del tiempo hasta el punto de sudetenimiento. En el escenario de la toma se captan, se precipitan, se distribuyen, se interceptan y se solidifica materialmente energías innombradas que traman el tiempo. […] Reencarnado en el extraño seccionamiento del tiempo que introduce la máquina fotográfica, la anatomía humana compone un lenguaje físico que lo actualiza según un orden fulminante”. (Kay, 1980: 20) Incluso Kay (1980: 21) va más...
tracking img