Resumen 2 de una vida con proposito

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 120 (29890 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de agosto de 2014
Leer documento completo
Vista previa del texto
RESUMEN DEL LIBRO:
UNA VIDA CON PROPÓSITO
(De: Rick Warren)


Dios desea que descubras la vida que creó, para que vivas aquí en la tierra y por la eternidad, y Dios siempre lleva a cabo sus planes.
En nuestra vida debemos buscar y encontrar la razón de nuestra jornada espiritual. El verdadero desarrollo espiritual nunca surge de una búsqueda aislada ni individual. La madurez se alcanza através de las relaciones y la vida en comunidad.
Conocer nuestro propósito en Dios nos da esperanza, fortaleza y gozo.
¿Para que estoy aquí en la tierra? Prov. 11:28, Jer. 17:7-8


Día 1: TODO COMIENZA CON DIOS. (Col. 1:16)
Todo comenzó en Dios y para los propósitos de Él.

Para encontrar mi propósito en la vida no debo enfocarme en mí (no se trata de mí), sino que debemos empezar enDios, nacimos por su voluntad y para su propósito. La búsqueda en mí mismo, parte de mi necesidad egoísta de auto valorarme, pero la verdad es que fui creado por Dios y mi vida está en sus manos.

Dios es el punto de partida, sin Él mi vida no tendría ningún sentido. Sólo en Él encontramos nuestro origen, identidad, sentido, propósito, significado y destino. La vida consiste en permitir que Dioste use para sus propósitos. El tener éxito en la vida, o el alcanzar las metas no garantiza que hayamos cumplido el propósito, y este es: el llegar a ser aquello para lo que Dios nos creó. Esto nos dará un sentido para nuestra vida.

Para conocer la razón de nuestra vida debemos preguntarle a Dios, y en su palabra encontramos la revelación de los propósitos de Dios para nuestras vidas. (Efe.1:11) Dios no es sólo el punto de partida de nuestra vida, sino la fuente de ella. Encontramos nuestro propósito e identidad en nuestra relación con Cristo.

Dios pensó, diseño y planificó nuestro propósito desde el principio, y todos somos parte del propósito universal de Dios. Porque la vida sin Dios carece de sentido.


Día 2: NO ERES UN ACCIDENTE (Isa. 44:2)
Yo soy tu creador, te cuidéaun antes de que nacieras.

Albert Einstein dijo: “Dios no juega a los dados”.
No eres un accidente de la casualidad, sino que Dios te planificó y te tejió, fuimos diseñados en la mente de Dios, y Él quiso crearnos. Así Dios nos hizo tal y como Él quería. También dispuso todos los talentos naturales que poseemos y la singularidad de nuestra personalidad. Dios no sólo planificó mi nacimiento,sino los días de mi vida y el de mi muerte. Nada en nuestra vida es arbitrario, todo tiene un propósito.
El propósito divino tiene en cuenta incluso el fallo humano, es decir el pecado. Dios nunca hace nada por casualidad, ni tampoco comete errores. Él tiene un propósito para cada cosa que crea, y su motivo es el amor.

Fuimos creados como un objeto muy especial del amor de Dios, Él nos hizo parapoder amarnos, y podemos basar nuestra vida en esta verdad. En los motivos de Dios nuestra vida tiene una profunda razón de ser. Encontramos el sentido y el propósito sólo cuando tomamos a Dios como punto de partida en nuestras vidas.


Día 3: ¿QUÉ GUÍA TU VIDA? (Ecle. 4:4)
Vi además que tanto el afán como el éxito en la vida despiertan envidias.

Thomas Carlyle dijo: El hombre sinpropósito es como un barco sin timón, un soplo, nada, nadie.

Todos tenemos algo que guía nuestras vidas, y este “algo” incluye tanto cosas buenas como malas, puede ser un problema, un temor o quizás tú fe. Lo cierto es que hay cientos de circunstancias, razones y sentimientos que guían nuestras vidas.

A muchos los guía la culpa, se pasan la vida huyendo de sus errores y ocultando su vergüenza.Quienes cargan culpas son controlados por sus recuerdos. Permiten que su futuro sea controlado por su pasado. Sin darse cuenta se castigan a sí mismos, saboteando sus propios logros. Cuando nos guía la culpa somos fugitivos errantes sin propósito alguno. Si bien es cierto que somos el resultado de nuestro pasado, no tenemos que ser prisioneros del mismo. El propósito de Dios no está sujeto ni a tu...
tracking img