Resumen cronica de una muerte anuncaida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4706 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
trata de la historia de amor entre Bayardo San Roman y Ángela Vicario y el pobre Santiago Nasar que posiblemente fue la cabeza de turco que propuso Ángela ante la inquietante pregunta de sus hermanos, de quien le había pegado. La historia ocurre en un pueblo llamado Manaure
Santiago se levanto temprano sobre las cinco y media de la mañana para esperar el buque que traía de paso al obispo. Aqueldía Santiago había dormido poco y mal y de la borrachera que llevaba ni se quito la ropa. Despertó con un dolor de cabeza muy grande, tras un rato se puso un pantalón y una camisa de lino blanco, un poco arrugada porque no tenia almidón, porque venia el obispo o sino normalmente se pone el vestido de color caqui y las botas de montar porque acude a El Divino Rostro, la hacienda de ganado que habíaheredado de su padre y que él administraba. Santiago tenia una gran colección de armas.Él como su padre dormía con un arma escondida en la funda de la almohada. Aquel día la descargó antes de salir de casa.
Normalmente en casa las tenia descargada para que nadie tuviera la tentación de disparar y ocurriera lo que paso una vez en su casa cuando el era pequeño, una mañana la sirvienta sacudió laalmohada para quitar la funda y se le cayó la pistola al suelo y se disparó al chocar contra el suelo, y la bala atravesó el armario del cuarto, atravesó la pared de la sala, paso con un estridente ruido por el comedor de la vecina y fue a chocar contra un santo de tamaño natural que estaba en el altar mayor de la iglesia que estaba en el otro extremo de la plaza , el cual destrozo. Aquella mañanaPlacida observo a su hijo desde una hamaca y penso lo que su hijo había heredado de ella el instinto y de su difunto padre el dominio de las armas de fuego, el amor por los caballos y la maestranza de las aves de presas pero también el valor y la prudencia. Entre padre e hijo hablaban en árabe. Y al final tuvo un amargo recuerdo, su matrimonio era de conveniencia.
Santiago se despidió de su madrey salió del cuarto y entró en la cocina donde estaba Victoria Guzmán, la cocinera, cocinando almuerzo. Santiago se sentó en la mesa y Divina Flor, hija de Victoria le sirvió un tazón de café con un chorro de alcohol como todos los lunes para poder sobrellevar el día, Santiago mastico dos aspirinas y se quedó mirando a Divina y en ese momento Victoria se giró y le ordenó que la dejará. Victoriafue seducida por Ibrahim Nasar durante su adolescencia de donde salió Divina Flor y no quería que le ocurriera lo mismo a su hija. Victoria aún guardaba rencor a Ibrahim.
La casa era un antiguo deposito de dos pisos con paredes de tablones de madera y un techo de dos aguas. La casa había sido construida cuando por el río aun se podía navegar. En la planta baja hay un salón que servia para todo y alfondo del salón los corrales para los animales, en la planta alta hay dos dormitorios anchos y cinco habitaciones y construyo un balcón, en la fachada construyó dos ventanas para que entrará luz. En la casa existen dos puertas la de delante que siempre se tiene cerrada salvo en ocasiones festivas y la de la parte trasera que es la de más uso.

Victoria y Divina sabían perfectamente que iban aasesinar a Santiago pero ellas se callaron porque querían que lo mataran.

Una vez terminado su tazón de café se levantó y se dirigió a la puerta principal, la cual le abrió Divina y no cerro el cerrojo con la esperanza que se pudiera reguardar de sus asesinos

Alguien que nunca fue identificado metió por debajo de la puerta un sobre con un papel dentro en el cual le avisaban que le iban aasesinar. El sobre no lo vio nadie.

A las seis Santiago salía de su casa camino al puerto, mientras caminaba por la plaza veía todos los desperdicios de la juerga y las botellas que se bebieron en la boda.

El único lugar abierto en la plaza era una tienda de leche al lado de la iglesia donde estaban los gemelos Pedro y Pablo Vicario que tenían 24 años y eran difícil de distinguir. Clotilde si...
tracking img