Resumen elegi vivir de daniela garcía

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 147 (36659 palabras)
  • Descarga(s): 14
  • Publicado: 22 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Elegí vivir "el accidente que marcó mi vida y el camino de mi rehabilitación""

antes del accidente

el segundo semestre de cuarto año de medicina ya iba bastante avanzado, al igual que nuestro cansancio, pero todos sabíamos que aún faltaba lo peor: el período de exámenes. Yo me sentía agotada, como cada fin de año. Mis días transcurrían entre la universidad y el estudio, con poco tiempopara la familia, amigos e incluso para ricardo, mi pololo (novio). En santiago comenzaban los calores y yo soñaba con apurar el calendario, rogaba que llegara pronto el primero de febrero y partir de vacaciones.
Pero a todos en la escuela les tranquilizaba saber que se establecía una posible tregua entre tanto ajetreo: los juegos Inter.-medicina (jim), competencias deportivas que se realizananualmente y en las cuales participan todas las facultades de medicina de chile. Este año la sede era Temuco y el anfitrión, la universidad católica de esa ciudad. Yo, la verdad, tenía ganas de ir. Motivos no me faltaban: al regreso nos esperaba la prueba de dermatología y no tendría tiempo para estudiar. Tampoco tenía ganas de pagar la cantidad de plata (dinero) que costaba el viaje. Finalmente, mimejor amiga, macarena, no iba a ir a Temuco porque recién un mes antes había pedido permiso para faltar al hospital por ir a un congreso en la serena.
Unos dos días antes de la fecha límite para entregar el dinero e inscribirse en los jim almorcé con uno de mis compañeros, juan pablo o juampi para los amigos.
-¿vas a ir?- me preguntó.
No quiso aceptar mi respuesta negativa y pasó el resto de latarde dándome argumentos a favor del viaje.
-¿cómo no vas a ir? Si casi toda la escuela asistirá. Yo ya he ido a los jim de otros años y créeme, se pasa increíble. Después nos preocupamos de la prueba de dermatología. Cuando volvamos todos estaremos hablando de lo bien que lo pasamos y tú te vas a quedar colgada. Piénsalo: si te quedas, te arrepentirás.
-ya, ya, bueno, me convenciste-dijeresignada y, antes que diera pie atrás juampi me llevó a pagar la inscripción. Escogí participa en fútbol -que me gusta y me entretiene- aun sabiendo que no me pondrían de titular; jamás fui a los entrenamientos porque coincidían con mi práctica de full-contact, deporte que prefería porque me ayudaba a relajarme y a liberar las tensiones acumuladas en la universidad. En fin, pensé, tendré que aceptarser reserva y gritar por mi equipo desde la banca. Con suerte, quizás puedo dar uno que otro puntapié a la pelota.
Ese mismo día, con juampi convencimos a la maca que nos acompañara en el viaje. Fue tanta nuestra insistencia que finalmente aceptó. Ya me sentía más entusiasmada y comenzaba a gustarme la idea de partir. Lamentablemente al día siguiente mi amiga se me acercó en un recreo para decirmeque, reconsiderando el asunto, había decidido no ir. Eso me desanimó, pero no había vuelta atrás pues ya había pagado mi cuota.
El miércoles 30 de octubre de 2002 fue un día más pesado de lo habitual. Algunos compañeros habían llevado sus equipajes a clases con la intención de irse directo al tren, y tuvieron que cargar su mochila el día entero. Yo no quería pasar por eso así que, aprovechandoque o vivo lejos de la universidad, decidí ir a mi casa a preparar mi bolso al finalizar las clases. El tiempo sobraría, pensé ingenuamente. Pero ese día las clases terminaron tardísimo y tuve que correr a casa. Al llegar a mi pieza abrí el clóset y fui echando en el bolso lo primero que pillé, con esa típica sensación de que a uno se le están olvidando la mitad de las cosas. Mi mamá entró aayudarme un poco. Recuerda que en el sur hace frío, lleva una parka, insistía. Agotada, yo empezaba a preguntarme si realmente había sido una buena idea ir.
Con el bolso listo, me di cuenta de que casi no me lo podía, ¿cómo iba a lograr cargarlo? Miré la hora. Jamás lograría llegar a tiempo al metro, donde nos juntaríamos un grupo para partir hacia la estación central. Puse cara de súplica, ante lo...
tracking img