Resumen las grandes preguntas de la ciencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2506 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El libro “Las grandes preguntas de la ciencia” de Harriet Swein es un libro que trata de dar a conocer por medio de opiniones y aportaciones de distintos autores y especialistas de diversos temas, con sus puntos de vista en particular, algunas preguntas y cuestiones populares relacionadas al universo y a la ciencia. Es un libro “fácil de digerir” pero a la vez, lleno de conocimiento y deveracidad científica. El libro está dividido en veinte capítulos, cada uno refiriéndose a una pregunta en específico, y dentro de cada capítulo existen dos partes distintas que hablan sobre el mismo tema, la primera es una breve introducción y postura general sobre el tema de la pregunta por algún autor en particular, y la segunda es una explicación más concisa del mismo.
“No sé de ningún conflictoirreconciliable entre el conocimiento científico sobre la evolución y la idea de un Dios creador”, dice Francis Collins, el coordinador del Proyecto Genoma Humano en Estados Unidos. “Yo soy genetista, pero creo en Dios.” (1) El contenido del libro posterior a la introducción comienza con una frase que para muchos terminará sin resolver. La existencia de Dios siempre será una cuestión de grancontroversia para muchos, y en el primer capítulo se comienzan a dar algunas posturas tanto a favor y en contra sobre la posibilidad real de que un Dios creador y único exista.
La creencia de un Dios creador único se remonta desde el año 1,000 a.C y siempre ha acarreado con si muchos problemas ya que las gente a lo largo de la existencia ha buscado siempre por medio de la ciencia el tratar de explicarla existencia del Dios creador, olvidando que la ciencia es una obra de Él mismo, por lo que no necesariamente tiene que regirse bajo Su propia creación. Casi para finalizar el capítulo, John Polkinghorne, autor del mismo, hace una invitación a que la gente trate de experimentar la cercanía con el Dios creador, viendo esa relación más que superficial e imaginaria, algo íntimo y vivo para cadaindividuo, creado diferente y amado por igual por ese mismo Dios de amor.
La introducción al capítulo dos comienza con varias explicaciones científicas que han dado pauta a las teorías del origen del universo, dando un especial énfasis a la invención del telescopio, que según Ince, ha promovido muchos avances en la astrología y el conocimiento del cosmos, ya que con la ayuda del mismo, se puedeobservar los sucesos que ocurrieron miles de millones de años atrás, y también la invención de los aceleradores de partículas pretenden recrear visualmente las condiciones iniciales del universo. Sir Martin Rees, autor de la segunda parte de ésta cuestión, justifica y apoya la teoría del big bang como el origen del universo, una bola de fuego amorfa que en determinado momento tuvo una expansión ycontinúa expandiéndose hasta la actualidad.
En los años 90, la teoría científica de los estudios de la conciencia volvió a ser tema entre los filósofos y científicos que desde hacía tiempo no se tocaba. En general, al discutirse sobre el tema de la conciencia, surgen tres cuestiones o problemas, el primero siendo el “problema de la generación”, tratando de explicar que cómo es posible que procesosnormales que vivimos y vemos se hagan conciencia, generen estímulos nerviosos y sean guardados o configurados en el individuo. El segundo problema de la conciencia que se menciona es el “problema del yo”, que es la percepción a nivel de conciencia que cada persona tiene sobre sí, algunos pensadores y filósofos como Dennett, citan que somos un “centro de gravedad narrativo”, y otros psicólogosdefendiendo el hecho de que la postura y la percepción del yo varía enormemente entre unas culturas y otras, defendiendo que la identidad personal se forja gracias a la interacción con el prójimo.
Y por último, pero no menos importante, se menciona el “problema del agente”, que si se hace una suposición de que el yo es una ficción meramente narrativa, ¿entonces quién es el autor de la actividad...
tracking img