Ricardo güiraldes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (536 palabras )
  • Descarga(s) : 35
  • Publicado : 15 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ricardo Güiraldes (1886-1927), escritor argentino de actitud cosmopolita que, sin embargo, exaltó los amplios espacios argentinos y elogió la vida de los gauchos.
Nació en Buenos Aires en el seno deuna familia patricia y adinerada, lo que le permitió viajar con frecuencia a Europa y adquirir un espíritu cosmopolita, fundamentalmente de sus estancias en París y de su contacto con vanguardiasfrancesas. Contribuyó a la formación de núcleos juveniles de avanzada que dieron a conocer las revistas Proa, Prisma y Martín Fierro. En sus últimos años experimentó la influencia del pensamientooriental, sobre todo del hinduismo, y evolucionó hacia formas más espirituales.
Se inició con un libro de versos, El cencerro de cristal (1915), que lo vincula con las experiencias de Vicente Huidobro yOliverio Girondo. Le siguen los Cuentos de muerte y de sangre y la novela Raucho (ambos libros de 1917). En esta su primera novela ya aparece su binomio de entusiasmo por lo cosmopolita —Raucho seenamora de París— y su fascinación por la tierra americana, pues el protagonista regresa a la Pampa. El mismo hálito viajero y cosmopolita se percibe en la novela corta Rosaura (1922) y en Xaimaca (1923),una novela epistolar que le sirve para contar el viaje que realizó a Cuba y Jamaica.
En 1926 dio a conocer su obra más notoria, Don Segundo Sombra, novela señera para su época, donde narra lainiciación de un joven bastardo a manos del último gaucho, todo ello mezclado con descripciones de la vida campesina, relatos tradicionales y descripciones de la naturaleza que la imbrican en el regionalismoamericano. Esta obra es una de las más importantes de la literatura argentina y su publicación fue acogida con euforia por todos los sectores sociales e intelectuales. Como hecho sociológico no deja deser sorprendente que liberales, conservadores, nacionalistas y radicales la aplaudieran. Lo mismo sucedió con la aristocracia —criticada en la obra— y los inmigrantes y sus hijos argentinos de...
tracking img