Romeo y julieta traducido

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5342 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ACTO 1 - ESCENA UNO: VERONA, ITALIA
Los Capuletos y los Montescos eran dos importantes familias en Verona. Ambas eran muy ricas y poderosas. También eran rivales y se odiaban entre ellas intensamente. Existía siempre la posibilidad de una lucha cuando los hombres de ambas familias se encontraban en las calles de la ciudad.
Un día, dos de los sirvientes de los Capuletos, Samson y Gregory,estaban en la plaza de Verona cuando vieron dos hombres de los Montescos entrando en la plaza.
"Aquí vienen dos de los sirvientes de los Montescos", dijo Gregory. Samson y Gregory decidieron insultar a los sirvientes de los Montescos para hacerles empezar una pelea.
"¡Nuestro amo es mucho mas noble y más importante que vuestro amo!" dijo Gregory. Hizo un gesto rudo mientras hablaba.
"¡Eso esmentira!" contestó uno de los hombres de los Montescos.
Los cuatro hombres empezaron a discutir hasta que Samson de repente gritó, "¡Si de verdad crees eso, sacad lustras espadas y pelead con nosotros!"
Los cuatro hombres empezaron a pelar furiosamente. En ese momento, el sobrino Montesco, Benvolio, entró en la plaza y vio lo que estaba ocurriendo. Rápidamente paró la pelea. Justo después una voz gritóde detrás de Benvolio.
"¿Qué crees que estás haciendo, Benvolio?" Era Tybalt, el sobrino de Capuleto.
Era conocido en Verona como un excelente espadachín con una naturaleza muy violenta. Todo el mundo le temía.
"Estoy intentando únicamente reestablecer la paz", respondió Benvolio.
"¡Odio esa palabra, odio a todos los Montescos, y te odio a ti! ¡Defiéndete tú mismo, cobarde!" gritó Tybalt. Tomósu espada y atacó a Benvolio. Pronto la plaza estaba llena con hombres de ambas familias que estaban luchando. Los Montescos y los Capuletos aparecieron con sus esposas y comenzaron a gritarse insultos.
De pronto el Príncipe de Verona apareció con sus soldados y rápidamente paró la
lucha.
"¡Parad, animales!" gritó el Príncipe con una voz de enfado. "El odio entre vuestras familias es elresponsable de esta violencia. Si esto vuelve a ocurrir, pagaréis por vuestras vidas! ¡Abandonad esta plaza ahora!"
Todo el mundo se detuvo en silencio mientras el Príncipe y sus soldados abandonaban la plaza. Luego Montescos preguntaron a Benvolio, "¿Quién ha empezado esta pelea, sobrino?"
"No lo sé", contestó Benvolio. "Ya estaban peleando cuando yo entré en la plaza intenté separarlos, pero Tybaltapareció y me atacó".
"Me alegro de que my hijo, Romeo, no estuviese involucrado en esta pelea", dijo la Señora de Montesco. "¿Has visto a Romeo hoy? Ha estado muy melancólico últimamente y no nos ha dicho porqué".
Los Montescos estaban muy preocupados por su híjo, Romeo. Él dejaba Verona todas las noches y se iba a caminar por el bosque. Cuando regresaba al amanecer de sus solitarios paseos, nohablaba con nadie. Se iba a su habitación, cerraba todas las cortinas y se sentaba en la oscuridad todo el día.
"¡Mira, aquí viene Romeo!" gritó Benvolio. "Por favor déjame solo con él y
descubriré qué es el causante de su tristeza".
Los padres de Romeo dejaron la plaza rápidamente. "¡Buenos días, primo!" Benvolio llamó a Romeo.
"¿Es todavía por la mañana?" preguntó Romeo. "¡Las horasse me hacen eternas!”
"¿Por qué se te hacen las horas tan largas?" preguntó Benvolio. Romeo miró a su primo y decidió decide su secreto
"Estoy enamorado", contestó Romeo. "Estoy enamorado de una mujer llamada Rosaline pero sé que ella nunca me querrá".
"Entonces escúchame. Olvidala", dijo Benvolio. "Te ayudaré a olvidarla". Romeo agitó su cabeza y se alejó.

ACTO 1 - ESCENA DOS
Una horamás tarde, capuleto estaba caminando por la calle con uno de sus sirvientes y otro hombre, Count Paris. Count Paris era el soltero más popular de Verona. Era guapo, joven y rico. Estaba también enamorado de Julieta, la hija de Capuleto.
"Mi señor, ¿qué pensáis sobre mi petición de casarme con su hija, Julieta?" preguntó Count Paris.
Capuleto paró de caminar y miró a Paris. "Mi hija es todavía...
tracking img