San augustin

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (469 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Prolongándonos en el texto, se logra observar que para Agustín, la noción de la verdad, (medida de todas las cosas y el intelecto mismo es media de ella), es el eje central del alma y Dios mismo, esdecir, que esta formulación es la base de la filosofía agustiniana. Al interpretarse de lo importante que es el intelecto para Agustín, teniendo en cuenta que este se fundamenta en las ideas; se hacepertinente traer a colación lo expresado por el mismo Agustín: “el valor de las ideas es de tal clase que nadie puede ser filosofo si no tiene conocimiento de ellas”. Determinado las bases de laFilosofía de la fe, Agustín nos aporta las pruebas de la existencia de Dios, con el siguiente orden: 1) la perfección del mundo, 2) consensus gentium, 3) grados del bien, y 4) el amor a Dios, en otraspalabras, no es más que los propios los atributos esenciales de Dios, el “ser, verdad, bien y amor”.

El autor, nos expone que para Agustín las mencionadas cualidades son las poseedoras de Dios mismo,tanto que el mismo “filosofo de la fe”, el “Ser Supremo” (Dios), es la misma Trinidad, “Dios es el Padre y el hijo y el Espirito Santo”, y su vez, creador del mundo y simultáneamente del tiempo, hastael hecho de que él, dispuso la evolución de lo existente; como lo define el escrito en particular “Dios, junto con la metería, creo de manera virtual todas las posibles actualizaciones, infundiendoen ellas las razones seminales de todas las cosas”.

De otra parte, en el escrito se permite precisar que para Agustín, el hombre en su razón conoce y en su voluntad elige, hasta el hecho de elegirincorrectamente, como elegir voluntariamente alejarse de Dios; y en caso de hacerlo, el hombre no podrá ser autárquico, por tal motivo necesitara de la gracia divina dada por Dios. Estascircunstancias de la voluntad, podría hacer caer al hombre, que viva, ya sea en la ciudad terrena o la ciudad divina, que para Agustín, la primera está destinada a vivir a la condenación eterna y la segunda a la...
tracking img