Sangre de campeón invencible

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 49 (12022 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
SANGRE DE CAMPEÓN INVENCIBLE

EL MAPA
INTRODUCCIÓN

1
Papá
¿Te imaginaste cómo sería tu hija de grande? ¿Pensaste en lo sola que estaría? A veces siente mucho coraje contra ti y, a veces, al recordarte, se me hace un nudo en la garganta, pero no lloro. Nunca lo hago. Te necesito mucho, sobre todo ahora que estoy tan lejos de casa.
El profesor llegó hasta el lugar de Itzel, le preguntóqué estaba haciendo y ella cerró su cuaderno con rapidez. Entonces comenzó el regaño. La joven torció la boca y se tapó oídos. Estaba cansada de ser corregida en un idioma que no entendía. El maestro se enfureció y señaló con el dedo índice la puerta de salida. Ella se puso de pie y murmuró en español.
--- Imbécil …
- What did you say?

Caminó despacio y abandonó el aula. El maestro fue trasella diciendo una serie de frases incomprensibles.
—Sigue hablando, me da lo mismo… respondió Itzel alejándose por el pasillo –– ¿Quieres que me aviente por la ventana?, ¿Qué me vaya de rodillas hasta la frontera?, ¿qué limpie los baños con la lengua? ¡De todas formas no voy a hacerlo!

Una compañera pelirroja salió del baño y quiso entablar conversación. Itzel se encogió de hombros y dijo:
––Yes, yes, yes…

La pelirroja insistió en hablar, pero Itzel abrió las manos en señal de impotencia y dio media vuelta hacia la salida del colegio. Se sintió frustrada. ¡Ella no era así!, su personalidad había cambiado. Antes podía discutir con fu amablemente. Solía ser aplicada, inteligente y activa. Ahora en cambio, cualquier niña ignorante parecía sabia a su lado, y hasta los vagos pasaban poreducados junto a ella. Muchas preguntas le martillaban en la cabeza. ¿Por qué la habían enviado a esa helada y pequeña ciudad en las montañas ¿Por qué sus conocimientos de inglés no le servían para nada ¿Por qué los gringos no tenían que preocuparse por viajar a otro país para aprender español?
—La vida es injusta —murmuró.

Sintió deseos de arrancarse los cabellos, correr, aventar cosas,patear la pared y gritar. Entonces vio la alarma contra incendio. Era una palanquita anaranjada. Para activarla sólo se necesitaba levantar una tapa. Volteó a su alrededor. El pasillo estaba solitario. Alcanzó la palanca y tiró de ella. Al instante, un agudo y penetrante ruido la invadió. El sonido fue tan fuerte que Itzel se arrepintió de inmediato. Volvió a jalar la palanca intentando callar lasirena, pero eso activó los aspersores agua en el techo. Se oyeron los gritos de alumnos que se estaban mojando. Jaló la alarma una vez más y un nuevo sonido de emergencia comenzó a silbar afuera del edificio. Las puertas de las aulas se abrieron una tras de otra, cientos de chicos salieron en tropel. Los profesores intentaban organizar la evacuación, pero nadie los obedecía. Algunos jóvenes,realmente asustados, sólo trataban de escapar, pero otros, divertidos por la interrupción de las clases, aprovechaban para empujarse y colocarse debajo de las regaderas. En un abrir y cerrar de ojos, grupos completos de adolescentes pasaban al lado de Itzel rumbo a la salida. Ella se unió a la procesión sintiendo que el corazón le saltaba. ¿Qué había hecho? ¡Los salones estaban llenos de libros yaparatos! ¿Se estarían mojando? ¿Y la biblioteca? ¿Y el laboratorio de computación? Trató de calmarse. El sistema debía prevenir errores; no podía destruir el material didáctico con una falsa alarma... —aunque ella había activado tres falsas alarmas—. De cualquier modo, un incendio real, no se apagaría con esas fuentecitas. Se necesitaba la ayuda de... ¡Oh, no! Se oyó el sonido de las sirenas por lacalle. Salió con todos sus compañeros al patio. Él césped estaba cubierto por un manto de nieve. Algunos maestros trataban de formar filas. En unos minutos, todos los alumnos de la secundaria estaban afuera. Habían llegado bomberos y policías. Dos inspectores entraron a la escuela mientras otros esperaban atentos a sus radios. Profesores y alumnos murmuraban tratando de adivinar qué había provocado...
tracking img