Sanidad demi pequeña

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3651 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
SALUDO
Dios les bendiga, les saludamos en el precioso nombre de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, quien es digno de toda gloria, honor y alabanza por siempre Amén. Lo que leerá más adelante es un pequeño testimonio de las grandes obras que nuestro Dios está realizando en medio de su novia, un pueblo escogido del que por su soberana Gracia somos parte.
Nuestro único fin es exaltar al único ysabio Dios, quien “…Habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otros tiempos a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el hijo.” (Heb 1:1-2). Esperamos que estas líneas sirvan de alguna forma para elevar su Fe, si se encuentra en tiempos de aflicción o de duda a causa de la obra de nuestro adversario el diablo, por que sabemos que la novia de Jesucristoes un pueblo perseguido y que “No tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Ef. 6:12). Pero también sabemos esto “Que a los que aman a Dios, TODAS las cosas les ayudan a bien, estos es, a los que conforme a su propósito son llamados” (Rom.8:28) y que “Las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.”(Rom. 8:18).
TESTIMONIO
Mi nombre es David Cáceres J y mi esposa es María Bascuñan M, por la gracias de Dios somos bautizados en el nombre de nuestro Señor Jesucristo y es nuestro anhelo reflejarlo a Él en nuestras vidas. Nos casamos en Noviembre del año 2003 y por casi6 años no podíamos ser padres. Al tener la dicha de nacer en este bendito mensaje (mi esposa, yo llegué siendo un niño), pudimos forjar a través del tiempo lazos de amistad con nuestros amigos y compañeros de batalla. A medida que nos fuimos casando y vimos que cada uno de nuestros amigos tenían a sus pequeños bebés, sentíamos esa ausencia, que algo faltaba en nuestro matrimonio. Dentro de eseplazo recurrimos a todo lo que la medicina nos podía ofrecer, sin dejar de lado nunca a Dios y pidiéndole a Él, que se acordara de nosotros. Mientras fuimos dando los distintos pasos que los doctores hacen en estas circunstancias, recibimos grandes bendiciones en nuestro hogar al hospedar a pastores como el Hno Juan Chacón de Tucson Arizona, el Hno Rimoly de Argentina, el Hno Vin Dayal de Trinidad yTobago. Con mi esposa los recibíamos con gozo y a la vez creyendo que “…algunos, sin saberlo hospedaron ángeles.” (He 13:2), y cada uno de ellos nos daba ánimo y fe en el Señor para seguir esperando, especialmente Nuestro Hno Juan Chacón con quien creció una fuerte amistad y con nuestro Hno Vin Dayal, quienes nos dieron promesa de abrazar a un bebé en nuestros brazos.
Para el año 2009, el doctordijo que ambos teníamos problemas y que era necesario dar inicio una etapa más invasiva, realizándole a mi esposa inseminaciones artificiales, con tratamientos hormonales en ella. Mi esposa alcanzó a realizarse 2 . Luego el doctor dijo que tomáramos un periodo de descanso para luego iniciar otra vez el proceso. Durante ese período, tuve la oportunidad de acompañar a mi pastor, el Hno. PedroPeralta D, a un viaje a Trinidad y Tobago a unas reuniones especiales. Para mí, fueron realmente especiales, al volver Dios nos bendijo con que mi esposa quedara embarazada sin intervención médica . El doctor no lo podía creer y dijo que era un milagro.

Nosotros como matrimonio, especialmente mi esposa, estábamos muy felices, disfrutando cada etapa del desarrollo de mi pequeña. Dimos las gracias undomingo, testificando en que Dios es un Dios vivo y presente, y que Él aún realiza milagros en medio de su pueblo. Yo creo en su palabra, y en el libro de Job dice que el diablo va la reunión de los hijos de Dios, y él aún lo hace y ciertamente escuchó nuestra gratitud y nuestro testimonio, y yo creo que le pidió a Dios la oportunidad de poner a prueba nuestra Fe. Y Dios como conoce el fin desde...
tracking img