Severo martinez pelaez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2734 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Económicas
Departamento de Área Común
Curso: Fundamentos Teóricos de las Ciencias Económicas
Código: 1410
Profesor: Lic. Francisco Orellana
Edificio: S-10

[pic]

Nombre: Wendy Viviana Bonilla Rojas
Carne: 200812625
Clave: 62
Salón: 102
Jornada: Nocturna

[pic]

Hoja de datos 01

Índice 02Introducción 03

Contenido:
❖ Biografía de Severo Martínez Peláez 04-05
❖ Sus aportes 05-06
❖ La Patria del Criollo 06-08

Anexo 09

Conclusiones 10

Recomendaciones 11

Bibliografía 12

[pic]

[pic]

Hace diez años exactos, ocurría la muerte de uno de los guatemaltecos que dio un vuelco a la historiografía guatemalteca: Severo Martínez Peláez. Estehistoriador nació y vivió como buen quezalteco, quien vio la luz de la famosa Luna de Xelajú el 16 de febrero de 1925. Martínez Peláez destacó como buen estudiante, y, además, fue un amante de las causas políticas; tanto así, que fue miembro participativo de la Revolución de Octubre de 1944.

Fue uno de tantos que cruzó por la Facultad de Humanidades, recién inaugurada por el gobierno de JuanJosé Arévalo Bermejo. Sin embargo, no logró culminar su pujante educación, pues el movimiento contrarrevolucionario lo obligó a exiliarse en México, país que lo acogiera en más de una ocasión, por lo que se convirtió en su segunda casa. En el vecino país mexicano, logró asilo y también pudo continuar con sus estudios, cursando el Doctorado en Historia en la prestigiosa Universidad Nacional Autónomade México (UNAM).El exilio no duró mucho, y una vez como doctor en Historia, retornó al país, en donde se dedicó a la enseñanza universitaria.

Este historiador nació y vivió como buen quezalteco, quien vio la luz de la famosa Luna de Xelajú el 16 de febrero de 1925. Martínez Peláez destacó como buen estudiante, y, además, fue un amante de las causas políticas; tanto así, que fue miembroparticipativo de la Revolución de Octubre de 1944.

Fue uno de tantos que cruzó por la Facultad de Humanidades, recién inaugurada por el gobierno de Juan José Arévalo Bermejo. Sin embargo, no logró culminar su pujante educación, pues el movimiento contrarrevolucionario lo obligó a exiliarse en México, país que lo acogiera en más de una ocasión, por lo que se convirtió en su segunda casa.

En elvecino país mexicano, logró asilo y también pudo continuar con sus estudios, cursando el Doctorado en Historia en la prestigiosa Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El exilio no duró mucho, y una vez como doctor en Historia, retornó al país, en donde se dedicó a la enseñanza universitaria. Para 1957, ya se le observaba por los pasillos de la Facultad de Humanidades, presto a ofrecer susconocimientos adquiridos durante sus largos y conscientes estudios.

Diez años después, la Universidad de San Carlos, en gratitud a sus servicios y en pro del avance científico guatemalteco, le otorgó una beca para que se dedicara a la investigación, por lo que viajó al Archivo General de Indias, en Sevilla, España, donde terminó de recabar los datos para la redacción final de su magna obra Lapatria del criollo.

Esta obra, estudio consciente de la realidad colonial guatemalteca, a través del análisis de las crónicas de Francisco Fuentes y Guzmán, fue publicada en 1970 por la Editorial Universitaria. Severo Martínez y Peláez propuso una obra con varios años de reflexión: tardó 17 años en redactarla.

El libro tuvo una amplia aceptación dentro y fuera de Guatemala, especialmenteentre los círculos intelectuales. Sin embargo, la misma obra fue motivo para que buscara de nuevo el exilio, el cual lo realizó en un terreno conocido para él: México, país que lo acogería por segunda vez como perseguido político.

Por ese entonces, el conflicto armado interno se había agudizado, y Severo Martínez Peláez había creado un enorme revuelo con su publicación. Además, los círculos...
tracking img