Sin titulo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3405 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 3 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
POSMODERNIDAD:
¿UNA SOCIEDAD TRANSPARENTE?

Gianni Vattimo

Hoy en día se habla mucho de posmodernidad; más aún se habla tanto de ella que ha venido a ser casi obligatorio guardar una distancia frente a este concepto, considerarlo una moda pasajera, declararlo una vez más concepto … Con todo, yo sostengo que el término posmoderno sigue teniendo un sentido, y que este sentido está ligadoal hecho de que la sociedad en que vivimos es una sociedad de la comunicación generaliza, la sociedad de los medios de comunicación ().
Ante todo, hablamos de posmoderno porque consideramos que, en algún aspecto suyo esencial, la modernidad ha concluido. El sentido en que puede decirse que la modernidad ha concluido depende de lo que se entienda por modernidad. Creo que, entre las muchasdefiniciones, hay una en la que podemos llegar a un acuerdo: la modernidad es la época en la que el hecho de ser moderno viene a ser un valor determinante. En italiano y en otras muchas lenguas, según creo, es todavía una ofensa llamarle a uno , es decir, adherido a los valores del pasado, a la tradición, a formas de pensar. Más o menos, esta consideración “eglógica>>, elogiosa, del ser moderno eslo que, a mi parecer, caracteriza toda la cultura moderna. Esta actitud no es tan evidente desde fines del (fecha en que se pone el comienzo de la edad moderna), aun cuando desde entonces, por ejemplo en la nueva manera de considerar al artista como genio creador, gana terreno un culto cada vez más intenso por lo nuevo, por lo original, etc., que no existía en las épocas precedentes (en las que,al contrario, la imitación de los modelos era un elemento de suma importancia). Con el paso de los siglos se hará cada ves más claro que el culto por lo nuevo y por lo original en el arte se vincula a una perspectiva más general que, como sucede en la época de la Ilustración, considera la historia humana como un proceso progresivo de emancipación, como la realización cada vez más perfecta delhombre ideal (el libro de Lessing sobre La educación del género humano, 1780, es una expresión típica de esta perspectiva). Si la historia tiene este sentido progresivo, es evidente que tendrá más valor lo que es más en el camino hacia la conclusión, lo que está más cerca del final del proceso. Ahora bien, para concebir la historia como realización progresiva de la humanidad auténtica, se da unacondición: que se la pueda ver como un proceso unitario. Sólo si existe la historia se puede hablar de progreso.
Pues bien, en la hipótesis que yo propongo, la modernidad deja de existir cuando –por múltiples razones– desaparece la posibilidad de seguir hablando de la historia como una entidad unitaria. Tal concepción de la historia, en efecto, implicaba la existencia de un centro alrededor delcuál se reúnen y ordenan los acontecimientos. Nosotros concebimos la historia como ordenada en torno al año del nacimiento de Cristo, y más específicamente, como una concatenación de las vicisitudes de las naciones situadas en la zona , del Occidente, que representa el lugar propio de la civilización, fuera de la cual están los hombres primitivos, las naciones , etc. La filosofía surgida entrelos siglos XIX y XX ha criticado radicalmente la idea de historia unitaria y ha puesto de manifiesto cabalmente el carácter ideológico de estas representaciones. Así, Walter Benjamín, en un breve escrito del año 1938 (), sostenía que la historia concebida como un decurso unitario es una representación del pasado construida por los grupos y las clases sociales dominantes. ¿Qué es, en efecto, lo quese transmite del pasado? No todo lo que ha acontecido, sino sólo lo que parece relevante. Por ejemplo, en la escuela aprendimos muchas fechas de batallas, tratados de paz, incluso revoluciones; pero nunca nos contaron las transformaciones en el modo de alimentarse, en el modo de vivir la sensualidad o cosas por el estilo. Y así, las cosas de que habla la historia son las vicisitudes de la gente...
tracking img