Sobre las máscaras de dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 28 (6905 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LIBRO

Joseph Campbell: Las Máscaras de Dios
(Vols. I, II, III y IV)
(Madrid: Editorial Alianza, 1991-1992).

SÍMBOLOS Y MITOLOGÍA
JOSEPH CAMPBELL Y LAS MÁSCARAS DE DIOS

Francisco José Folch

l inicio del siglo XXI ha quedado ya cruentamente marcado por hechos que parecen confirmar lo que el académico Samuel P. Huntington había predicho algunos años antes: “La fuente fundamental deconflicto en este nuevo mundo no será primariamente ideológica o económica. Las grandes divisiones en la humanidad y la fuente predominante de conflicto serán culturales [...] Una civilización es la más alta agrupación de personas y el más amplio nivel de identidad cultural que tienen las personas, por debajo de aquella que distingue a los seres humanos de otras especies [...] Las diferencias entrelas civilizaciones no sólo son reales: son básicas. Las civilizaciones se diferencian unas de otras por su historia, lenguaje, cultura, tradición y —lo más importante— la religión [...] Aún más que la etnia, la religión discrimina tajante y excluyentemente entre las personas. Una persona puede ser mitad árabe y mitad francés, e incluso ser simultáneamente nacional de dos países. Es mucho másdifícil ser mitad católico y mitad musulmán [...] En la medida en que las personas definan su identidad en

E

FRANCISCO JOSÉ FOLCH. Abogado. Miembro del Consejo de Redacción del diario El Mercurio desde 1983, y colaborador de los suplementos “Artes y Letras”, “Revista de Libros”. Asesor del directorio de Fundación Paz Ciudadana y editor general de sus publicaciones. Coautor del libro Sector Privadoy Sistema Carcelario (1996, con Carlos Valdivieso A.).

Estudios Públicos, 88 (primavera 2002).

250

ESTUDIOS PÚBLICOS

términos étnicos y religiosos, probablemente percibirán una relación de ‘nosotros’ versus ‘ellos’ con las personas de diferente etnia o religión [...] Decrecientemente capaces de movilizar apoyo y formar coaliciones sobre bases de ideología, los gobiernos y gruposintentarán crecientemente concitar apoyo apelando a una común identidad de religión y civilización”1. Y añade Huntington: “La ‘des-secularización del mundo’ que George Weigel ha observado, es uno de los factores sociales dominantes de la vida en el siglo XX tardío. La restauración de la religión, ‘la revanche de Dieu’, como Gilles Kepel la ha denominado, provee una base para la identidad y elcompromiso que trasciende las fronteras nacionales y unifica civilizaciones”. Enfoques novedosos, que matizan la percepción, común en Occidente, de que nuestro mundo globalizado viviría una secularización en rápido aumento —lo cual sería efectivo en la civilización occidental, pero no necesariamente en todas las demás—. Y enfoques ominosos, porque si el más agudo factor de diferenciación es la religión, ysi las religiones se muestran no sólo incompatibles, irreductibles a un plano de aceptable tolerancia recíproca, sino, en algunos casos, agresivamente belicosas, redespiertan los fantasmas de conflictos de gran envergadura y encarnizamiento, por motivos que los occidentales creíamos más o menos relegados al recuerdo histórico desde el fin de las guerras religiosas europeas de los siglos XVI yXVII. Si Huntington tiene razón, puede aportarnos esclarecimiento a una visión amplia y serena de la gama completa de religiones hoy existentes. Pues, aparte de la propia —cuando se profesa alguna—, a menudo tenemos de las ajenas un conocimiento apenas somerísimo, reducido a algunos prejuicios descalificatorios. Incluso es frecuente que los fieles de alguna de las religiones prevalecientes enOccidente tengan una información en extremo precaria acerca de aquella que ellos mismos practican, en especial desde una perspectiva histórica: sus antecedentes, su formación, su evolución, sus eventuales lazos comunes con otras. Por cierto, incluso la “fe del carbonero” pertenece al ámbito de la sagrada libertad de conciencia; pero es precisamente en ese desconocimiento indiferente, incluso reacio al...
tracking img