Solange dauwalder

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1045 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
« El dilema de Lousteau | Inicio | Cristina y la nueva pulseada entre precios y salarios »
Lunes 10 de Diciembre de 2007


Cristina y el tiempo de la microeconomía

El primer mensaje de la Presidenta Cristina Kirchner tuvo por lo menos tres definiciones económicas que valen la pena tener en cuenta.
Una de ellas es que el esquema por el que piensa transitar es el de “capitalismo conacumulación”. Uno puede leer que se trata de que el Estado tenga superávit fiscal (lo resaltó en un primer mensaje en un claro punto a favor para su marido Nestor Kirchner) y en que las empresas tengan en cuenta el aumento de las inversiones para mantener el nivel de actividad.
Otros de los temas fue el referido a la equidistancia que pretendería entre empresarios y sindicalistas a la hora de sentarse anegociar precios y salarios para los próximos años.
En el tema del superávit fiscal, no hay duda de que una parte del trabajo ya la hizo Néstor Kirchner. El aumento de las retenciones a las exportaciones de trigo, maíz, soja, petróleo crudo, combustibles y minería, demuestra que la acumulación para 2008 en buena medida ya la hizo su marido Néstor.
Esta acumulación de superávit tiene doscostados curiosos. Uno de ellos es que en buena medida se logra porque el promedio de precios de los productos que la Argentina exporta aumento 40% con relación al año pasado. Esto implica que el superávit del tesoro nacional aumentará de manera significativa y que las provincias verán de esa suba de la recaudación sólo lo que la Nación quiera que vean.
Con respecto al acuerdo social que en algúnmomento se vislumbró como columna vertebral del gobierno que se inicia, la idea fue cobrando otra forma según fueron pasando los días. Cristina parece haber tomado distancia por partes iguales de empresarios y sindicalistas y aspiraría a elevarse por encima de lo que se acuerde.
Pero, además, resulta bastante sensato pensar que el acuerdo social, más allá de definiciones aspiracionales, debe pasar pornegociar a partir de la situación de cada sector de actividad. Es evidente que el floreciente sector automotriz se distancia enormemente del golpeado rubro lácteo. Y que no se puede negociar salarios en las mismas condiciones en el rubro aceitero que en el tabacalero.
El discurso ya pasó y de ahora en más habrá que estar atento a ver cómo se desarrollan las negociaciones microeconómicas. Ladiscusión sobre la “macro” va quedando atrás y ahora va llegando el tiempo de la microeconomía, que es mucho más trabajosa y políticamente menos espectacular.
























La macroeconom�a y la conveniencia de la cautela

Los últimos indicadores conocidos muestran que el año pasado la economía creció por encima de lo esperado, y que está en buena posición paraenfrentar el complejo escenario internacional. Aun así, en las actuales circunstancias, es preferible operar en base a hipótesis cautelosas, antes que adoptar teorías tranquilizadoras que pueden, en poco tiempo, chocar con la realidad.

Según el INDEC, en los nueve primeros meses del año pasado la economía creció un 8,6%, sumando 60 meses de aumento ininterrumpido. El mayor impulso provino delconsumo, estimulado por aumentos salariales, jubilatorios y, en menor medida, el incremento del financiamiento. La industria, por otra parte creció un 7,5% en 2007, debido, en buena medida al incremento de la producción automotriz.

Si bien el consumo explica más del 60% del crecimiento, la inversión también aumento, como se refleja en el mantenimiento de la capacidad instalada ociosa. No obstante,el hecho de que el grado de ocupación sigue siendo muy elevado recuerda la necesidad de acelerar el proceso de inversión para evitar cuellos de botella que puedan impactar en los precios o en la actividad de la producción o los servicios.

Por otra parte, a pesar de la fuerte expansión del consumo interno, las exportaciones aumentaron un 20% hasta llegar al récord de casi 56.000 millones de...
tracking img