Sontori

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2707 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La sociedad multiétnica (pluralismo, multiculturalismo y extranjeros).

¿Pluralismo o Multiculturalismo? En La Sociedad Multiétnica (Plutalismo, Multiculturalismo y Extranjeros 2001) Giovanni Sartori, con su habitual pulcritud conceptual, emplaza una afirmación categórica: el multiculturalismo no es una ampliación del pluralismo ni un neopluralismo; se opone en su genealogía, socio-visión,lectura y proyecto respecto a la diversidad. Aún más, el primero configura un frente harto corrosivo para la ciudad democrático-liberal que postula el segundo. El que ambos reconozcan el componente plural (perogrullada puesto que toda sociedad es plural por diferenciada) no los hace igualmente pluralistas. La obra se divide en dos secciones cuyos títulos ya son reveladores: Pluralismo y SociedadLibre y Multiculturalismo y Sociedad Desmembrada. En la primera, el autor del clásico La Teoría Democrática señala la popularidad y el impune sobreuso, desde los sesentas, de la noción de pluralismo y emprende la reconstrucción lógica que, implica, la revisitación de la historia de los pluralismos y un trabajo de experimentado pulidor hermenéutico para reinstalar su contenido axiológico. Elpluralismo es el código genético de la sociedad abierta y se da en los niveles social (reconocimiento de la diferencia), de sistema de creencias (lo diverso como valioso) y político (una arquitectura política multipartidista). Para el pluralismo, pues, lo divergente, lo discrepante es valioso pero, no es un abandono pasivo a la heterogeneidad; en el centro de esa aspiración convive el ánimo de la cohesión.La segunda parte aborda, también poliédricamente, el multiculturalismo. ¿Qué se entiende por cultura en el multiculturalismo?: todo en este cesto, —mediante la argucia reivindicativa— es cultura y, por lo tanto debe ser reconocida y tratada preferencialmente, a riego de caer en posturas tiranas. Su producto más visible: la política del reconocimiento, poco tiene que ver con el efecto igualador delapolítica de la acción afirmativanorteamericana, puesto que promueve una autoclausura de la diferencia. Esta multiplicación de identidades de todo tipo pone en crisis las condiciones de la comunidad plural, dice Sartori, porque es desmembradora: genera un sinfín de sociedades cerradas. Es obvio que la argumentación por politemática (lógica, sociológica, axiológica y política) es inabordable eneste espacio. Pero el punto fino de tal disenso es: mientras el multiculturalismo enfatiza las líneas de corte al interior de la polis con su consecuente efecto atomizador; el pluralismo, hace de la valoración de la diferencia un elemento de integración en la que predomina como condición fundamental, independientemente de la raza, lengua costumbre o religión, la buena convivencia pluralista (laconcordia discors). El rasgo distintivo del pluralismo es el de asociaciones voluntarias y de afiliaciones múltiples; en el multiculturalismo, la adscripción es forzada, el principio asociativo es endógeno, se pertenece de origen o no. Si el pluralismo instaura la generalidad (omniinclusividad) e igualdad ante la ley, el otro propone una ciudadanía diferenciada y leyes particularizantes lo queprovoca el retorno a la arbitrariedad de la ley. En este sentido Sartori aboga por la instauración de ese invento contemporáneo la comunidad pluralista: idea todavía extraña en la posguerra. Sartori reivindica el contenido ético holístico del pluralismo, la creencia en la variedad, en el discrepar, en el cambio pertenecen a un contexto cultural pluralista y, es desde aquí, afirma, que hay que juzgar alllamado multiculturalismo de nuestros días. Sorprende que, el autor de Partidos y Sistema de Partidos, no establezca una gradación de apertura en los multiculturalismos. Si los reduce a ideología es porque su actuación se erige ( a veces se iriza, aquí pese a su temple ciceroniano y elegancia argumentativa) contra un actor colectivo muy específico: los radicalismos teocráticos o fideístas de los...
tracking img