Soundtrack

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1108 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sucio. Agrio. Desagradable. Asqueroso. Repugnante. Son algunas sensaciones que perciben mis sentidos olfativos y gustativos en este momento mediante la exposición a ciertos cosas pero esto era diferente. Es de noche y por fin estoy recibiendo los golpes de la brisa en la soledad de mi cara. Mi cabello se mueve en todas direcciones y aprovecho para respirar hondo y profundamente intentando olvidaresa sensación tan rara y extraña.
Detengo mi caminar porque algo está mal, algo no está bien en mí, hay algo diferente, un desequilibrio. Empiezo a realizar movimientos con la nariz para determinar si el olor que percibo es del ambiente. Respuesta incorrecta. Giro y volteó a mi alrededor para determinar si la fragancia que me tiene en alerta pertenece a un ser humano con “colonia natural yprimitiva” (denomino así la frase recordando el estudio que leí en una revista de investigación científica acerca de que el ser humano se atrae y se reproduce por los aromas que percibe en el sexo opuesto, como lo hacían nuestros antepasados prehistóricos, ahora retomado por algunos franceses). Nada. Solo obtuve dos miradas de “qué me ves” de un par de vagos que estaban en la calle y una mirada triste,afligida y de cansancio por parte de una señora que espera el transporte colectivo.

Mi mente sigue divagando sin siquiera tener una idea del por qué se mantiene ese olor y esa sensación en mí. Meto la mano en el bolsillo izquierdo para checar mi teléfono celular en busca de algún mensaje o llamada perdida que distraiga mi mente. Error. No hay nada nuevo y no consigo distraerme. Miro la hora enel mismo dispositivo y realizo una llamada a mi hermano mayor para saber si puede pasar a recoger por donde me encuentro. Ring…ring…ring…ring…No hay respuesta. Quizá haya terminado de comprar su pantalón y playeras antes de que yo saliera del cine.-Caray, que mala suerte tengo, pienso por un momento. A lo mejor y por error, mi hermano menor haya terminado de “ponerse el mandil” con su novia oalguna de sus amigas y pueda pasar por mí. Sí, quizá puede ser.

Agarro de nuevo el teléfono celular para marcar su número. Mientras espero a que me conteste, soy testigo de cómo dos transportes colectivos de la misma ruta (que van en dirección a mi casa), se detienen frente a mí incitándome a subirme a ellos. Los miro detenidamente y pienso que es la señal indicada para abordarlos. –No, mejor no.Espero un momento cuando el olor me indica que sigue conmigo y muy presente y que no va a desaparecer en poco tiempo. Vuelvo a marcar el número telefónico de mi hermano mayor motivado por una esperanza y la flojera de recorrer el trayecto a casa en camión aproximadamente de media hora o un poco más.

Mi hermano menor tampoco se dignó a contestarme. –Debe estar muy ocupado en alguna señorita queni siquiera es capaz de responderme –repito malhumorado. No importa, es con quien menos se debe contar pues su vida social adolescente es muy activa.

Si embargo, la sensación desagradable me hace divagar en tonterías y complicaciones existenciales sin buscar la solución más sencilla. ****

Bajé a la cocina a comer un poco de sal, azúcar, mermelada e incluso probé chupando un limón,restregándolo una y otra vez contra mi lengua en repetidas ocasiones sin resultado alguno.

Subí a mi cuarto más tranquilo por unos breves instantes, hasta que el cosquilleo en los dientes me recordó una vez más el sabor. ¡Carajo! No puede ser posible, ¡¿cómo?! ¿Todavía estas conmigo? Renegué varias veces y maldije otras miles más en mi interior (porque mis padres estaban en casa) y reflexionaba muy dentrode mí, vislumbrando la razón y origen por el cual estaba pasando todo esto. Entonces fue que entre al baño para lavarme la cara dos veces. Además, me lavé los dientes con tanto detenimiento, que el brillo y la sensación de frescura que me produjo, parecía ser el equivalente a una prueba para casting de un comercial de pastas dentales. Al terminar esto, levanté la mirada para verme en el espejo...
tracking img