Su palabra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2693 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Su Palabra, mi palabra
Obedece al Señor para desatar la cadena de bendición que Él ha preparado. Tu palabra debe ser una con Su palabra y la de tus Pastores.
El Salmo 23:1-6 nos enseña sobre las palabras de fe: Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia poramor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.Aprendamos a hablar sobre nuestro futuro, dejemos atrás el pasado y no nos detengamos a hablar de las dificultades del presente. En este Salmo, David habla de su futuro y aunque dice que está angustiado, se siente ungido porque el Señor le sirve la mesa frente a sus angustiadores. El único verso que habla en presente hace notar que David estaba pasando dificultades pero su actitud era de esperanza y suboca hablaba palabras de bendición sobre el futuro. Lo mismo debe suceder en nuestra vida, eres hijo de Dios y tu copa debe estar rebosante aún en medio de la tribulación porque confías en tu futuro de bien. Habla de acuerdo a lo que deseas vivir, no lo que estás viviendo. Anticípate, no sigas en el pasado que no puedes arreglar.
Asistir a la iglesia o la CEPC no es una acción que solucionatus problemas por arte de magia y tampoco es como una anestesia para que no sientas el dolor. En la CEPC o iglesia te damos Palabra y dirección, te hacemos porras pero no podemos caminar por ti. Eres tú quien debe avanzar con fe en las promesas del Señor, superar tu pasado, vivir en santidad el presente y confiar en el futuro. Corrige tus palabras y deja las expresiones pesimistas. Después detantos años, aprendí que un pensamiento malo no se combate con otro bueno sino con la correcta confesión de la Palabra. Debes verte al espejo y decir: “¿Por qué te afliges alma mía?, espera en Dios porque aún habré de alabarle”. Entonces, cuando te acerques a la CEPC o iglesia, puedes decirle a tu Líder y Pastor que ya estás consciente y que te has auto-regañado para dejarte de mañas y avanzar con fe.Palabras poderosas
1 Reyes 17:1-16 relata sobre Elías: Entonces Elías tisbita, que era de los moradores de Galaad, dijo a Acab: Vive Jehová Dios de Israel, en cuya presencia estoy, que no habrá lluvia ni rocío en estos años, sino por mi palabra. Y vino a él palabra de Jehová, diciendo: Apártate de aquí, y vuélvete al oriente, y escóndete en el arroyo de Querit, que está frente al Jordán.Beberás del arroyo; y yo he mandado a los cuervos que te den allí de comer. Y él fue e hizo conforme a la palabra de Jehová; pues se fue y vivió junto al arroyo de Querit, que está frente al Jordán. Y los cuervos le traían pan y carne por la mañana, y pan y carne por la tarde; y bebía del arroyo. Pasados algunos días, se secó el arroyo, porque no había llovido sobre la tierra. Vino luego a él palabrade Jehová, diciendo: Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente. Entonces él se levantó y se fue a Sarepta. Y cuando llegó a la puerta de la ciudad, he aquí una mujer viuda que estaba allí recogiendo leña; y él la llamó, y le dijo: Te ruego que me traigas un poco de agua en un vaso, para que beba. Y yendo ella para traérsela, élla volvió a llamar, y le dijo: Te ruego que me traigas también un bocado de pan en tu mano. Y ella respondió: Vive Jehová tu Dios, que no tengo pan cocido; solamente un puñado de harina tengo en la tinaja, y un poco de aceite en una vasija; y ahora recogía dos leños, para entrar y prepararlo para mí y para mi hijo, para que lo comamos, y nos dejemos morir. Elías le dijo: No tengas temor; ve,...
tracking img