Teoria del universo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 45 (11012 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ORIGEN DEL UNIVERSO

A mi entender hay tres diapositivas donde se fija la línea argumental. La primera, presenta el tema de la conferencia bajo el único titulo de "El origen del universo", aunque luego en su desarrollo tendrá dos enfoques netamente diferenciados, uno puramente científico y el otro bajo la perspectiva de la fe. Luego la diapositiva número 22 está vacía y Carlos la denomina"de transición". Por fin la última, cierra la conferencia con la frase "El fin del universo". Nuevamente sin aclarar si es según la fe o según la ciencia, lo que también sugiere el planteamiento de un final común para ambas concepciones que, sin embargo, la diapositiva de transición intenta separar netamente.
No es extraño que un científico, un físico católico, tenga esta forma de pensar. Comocientífico, la búsqueda coherente de la verdad le impide tomar cualquier atajo que se aparte del camino que le proporcionan los fundamentos y la metodología de la ciencia. Pero como católico, sabe muy bien por la fe, que detrás de esa verdad empírica estará siempre Dios presente y que nunca lograremos en esta vida alcanzar la Verdad en plenitud. Esta dualidad, genera una tensión de superación ybúsqueda permanente y nos hace ver el pensamiento científico como algo incompleto y en elaboración continua. Cada realidad escrutada, nos remite siempre a planos superiores del pensamiento con el convencimiento de que Dios está detrás de ella, y que es nuestra obligación analizar bajo qué forma se nos presenta.
Creo suponer que por esta razón Carlos no ha mezclado los discursos y los ha separado con unadiapositiva sin contenido, neutra. Separa así dos discursos, manteniendo gran respeto y coherencia en cada uno de ellos, pero simultáneamente, preservando toda su identidad. Muchas veces la humanidad ha intentado mezclar las cosas o eliminar uno de los enfoques y normalmente, el resultado nunca ha sido demasiado bueno.
Hace ocho siglos Santo Tomás de Aquino nos decía por una parte, que no haynada en nuestra mente que no haya pasado primero por los sentidos, lo que parece una adhesión completa al primer discurso, pero mantiene simultáneamente un discurso dual, una doble fuente en el plano del conocimiento al tratar la revelación. Esta postura fue confirmada en numerosas ocasiones y se mantiene viva en la Iglesia hasta la fecha. Como católico, también comparto esta perspectiva y por lotanto, tampoco me gusta mezclar.
Antes de terminar, Carlos presenta una antigua y famosa fotografía tomada en 1933, en la que aparecen juntos tres científicos famosos: Robert Millikan, George Lemaître (creador del modelo del Big-Bang) y Albert Einstein. Como el segundo es un sacerdote, se ha considerado significativa su presencia junto a Einstein y en ocasiones, se la suele presentar como unejemplo del diálogo entre ciencia y fe. Debemos señalar que esto es sólo parcialmente cierto.
Para comenzar, aunque uno era sacerdote y ambos creían en Dios, en la relación que tenían, ambos actuaban como científicos. Según algunos testigos, es sabido que se respetaron profundamente y se comprendieron muy bien. Sin embargo, sin abandonar ninguno la perspectiva científica, no lograron entenderse hastael grado de compartir sus teorías sobre el universo físico, a pesar de cultivar la misma disciplina científica.
Por ello creemos que el llamado diálogo entre ciencia y fe no debe someterse a simplificaciones que lo menoscaben. Se trata de una tarea sumamente compleja en la que no se deben emplear argumentaciones sin pruebas fehacientes, expuestas al más alto nivel posible. Cuando faltan lasevidencias experimentales, un diálogo de buena voluntad, aún manteniéndose dentro de una perspectiva puramente científica, solo permite la exposición respetuosa de cada punto de vista. Recordemos que detrás de muchos de los más grandes avances científicos hubo personas religiosas como Copérnico, Newton, Lemaître y el mismo Galileo, que no mezclaron su fe en sus realizaciones como científicos. También...
tracking img