Trabnajos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (642 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
|
 
| | |
|
Yuyu Uma fue el dios creador del universo. Una tarde bajó del cielo y los hombres lo vieron caminando imponente sobre la tierra.          Su inmensa cabeza cubría casi todo elfirmamento. Sus penetrantes  ojos abarcaban hasta no sé qué inmensidades. Sus gigantescas piernas eran una de oro y otra de plata. Su cabellera irradiaba una luz poderosísima. Desde aquel día ya novolvió la noche.          Con sus ojos que abarcaban el infinito leyó el pensamiento de los hombres y comprobó que todos se habían olvidado de él.           No  eran las mismas criaturas llenas de amory bondad  que él  había creado. De sus corazones brotaban el odio, el rencor y la venganza. No se respetaban ni entre hermanos.  Todos eran perversos.          Ante tanta corrupción, dio un grito queresquebrajó la tierra. Así se formaron  las inmensas quebradas y los cerros. Enseguida, dio otro grito prolongado y del aliento de su voz salió el Amaru(2) en forma de una inmensa serpiente alada.  ElAmaru, a su vez, daba gritos horripilantes, y en cada grito iba arrojando un hilillo de colores hasta formar con cada una de sus inmensas lenguas un arco de siete colores que quedó brillando sobre lafaz de la tierra.          El poderoso Yuyu Uma encargó a esta enorme serpiente para que juzgara a los hombres; seguidamente, veloz como un rayo, se alejó hasta perderse por entre las nubes.         El Amaru  recorrió  toda la tierra causando  pánico y  espanto entre los hombres. Con su inmenso y descomunal cuerpo arrasaba los pueblos y devoraba a todo ser vivo que encontraba a su paso. Todosquedaron aterrorizados por los horrores que sembraba la bestia. Los hombres, no soportando tanta maldad y sabiendo que iban a morir, se organizaron para aniquilarlo.         El Amaru, sintiéndoseamenazado, con más furor continuó devorándolos. Sus lenguas que fácilmente  abrazaban  la tierra, saboreaban  hasta a los diminutos pajaritos;  no contento con ello,  incendiaba pueblos y campos.  Para...
tracking img