Tratado de bucareli

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1187 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El 17 de diciembre de 1903, los hermanos Wilbur y Orvile Wright lograron hacer volar un aparato más pesado que el aire, operado con motor; este primer vuelo de un aeroplano duró 12 segundos y recorrió unos 40 metros sin elevarse más de un metro del suelo. En 1911, apenas 8 años después del vuelo de los hermanos Wright, Juan Guillermo Villasana construye el primer avión mexicano. En 1915 seinauguran los Talleres Nacionales para Construcción de Aeronaves (TNCA) en los llanos de Balbuena (Ciudad de México), en los que en 1915 se diseña la hélice Anáhuac con características superiores a las europeas.

En 1917 se diseña y construye, bajo la dirección del ingeniero italiano Francisco SantariniTognoli, el primer motor mexicano para aviones llamado Azatl (garza blanca, en náhuatl) al cualsiguieron otros modelos. En 1923, Villasana diseña, construye y vuela el primer helicóptero mexicano.

El 13 de agosto de 1923 se registra uno de los hechos más controvertidos de la historia mexicana, la firma de los llamados Tratados de Bucareli entre los gobiernos del General Álvaro Obregón y de Estados Unidos. Se dice que estos acuerdos incluyen el compromiso de México de no producir derivadosdel petróleo, no construir motores de combustión interna (mayores a un caballo de fuerza, según algunas referencias) y, en general, no producir maquinas ni herramientas mexicanas. El alcance real de estos acuerdos no es claro ya que el documento no se encuentra disponible públicamente o no es fácil de conseguir y su misma existencia ha sido frecuentemente negada

La duración de los acuerdos sefija, típicamente, en 50 años, pero hay referencias que establecen su vigencia en 20, 75 o incluso 100 años. Se relata que el entonces Secretario de Hacienda Don Adolfo de la Huerta calificó la firma de estos tratados como un “acto de traición a la patria” .

Por supuesto, en este momento y después de ver cómo nuestro país se ha convertido principalmente en usuario de tecnología extranjera, esfácil simpatizar con la postura deHuerta. Evaluar la decisión de Obregón, por otra parte, tomada en otro momento histórico a la luz de sus efectos conocidos actualmente, puede ser un tanto injusto. También injusto puede ser señalar a estos tratados y a sus negociadores como los únicos responsables del rezago tecnológico del país. Sin embargo, al margen del grado de culpabilidad de los tratados deBucareli, es patente una clara extinción de la industria nacional a partir de la firma de estos acuerdos. A partir de los años 30, la industria aeronáutica mexicana entró en una etapa de decadencia. A partir de la II Guerra Mundial, México deja de fabricar aviones y empieza a adquirir los producidos en Estados Unidos y desdeentonces, la participación mexicana en esta industria se limita a tareas demantenimiento y, eventualmente, a una participación en la industria maquiladora, principalmente en funciones de ensamble.

Más preocupante que los errores del pasado, sin embargo, son las omisiones del presente. En México, se sigue careciendo de políticas orientadas a desarrollar una industria autónoma. Durante 2007 México ocupó el lugar número 11 entre los países con mayor producción deautomóviles, sin embargo, esta producción es generada por empresas transnacionales con una limitada participación de empresas mexicanas en las cadenas de suministro.

De esta manera, la industria automotriz en México, considerada como una de las más importantes en el país, está sujeta por completo a las decisiones tomadas en el extranjero. La situación es aún peor en el caso aeronáutico y prácticamenteno hay sector industrial que escape a esta situación, particularmente en los llamados “sectores de alta tecnología”. De esta manera, con o sin los tratados de Bucareli, el desarrollo industrial en México es definido en el extranjero. Dado el impacto de la actividad industrial en el bienestar colectivo, buscar mayores niveles de autonomía industrial se convierte en una tarea primordial para el...
tracking img