Tratado y manifiesto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5227 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Algunos discreparían, pues mantienen que la belleza y cada aspecto del construir se juzgan por criterios variables y relativos, y que las formas de los edificios deberían variar de acuerdo al gusto individual y que no han de estar sujetas a ningunas leyes del arte. Un error común entre los ignorantes 45 es éste —negar la existencia de cualquier cosa que no logren comprender.”

En cadainstante, concinnitas refuerza la precedencia del lenguaje sobre la construcción, como ya ilustrara el incidente bíblico. Con Alberti, vuelen pues a reiterarse las mismas premisas subyacentes al pensamiento arquitectónico que ya viéramos en Babel y en Vitruvio: la anticipación del lenguaje, la necesidad del consenso, la utopía y la represión de la arbitrariedad.

2.2.3. Empezar de cero: manifiestofrente a tratado.

En contraposición a la ideología del tratado, un punto crítico de inflexión en esta relación entre la arquitectura y el lenguaje acontece con el surgimiento del manifiesto arquitectónico a principios del siglo XX al que debemos prestar atención. Digamos antes que la ideología política del manifiesto tuvo un clarísimo precedente en la teoría urbanística de finales del XIX, como porotra parte es lógico suponer, al ser la ciudad la entidad política por excelencia. En 1898 el británico Ebenezer Howard publicaría un influyente tratado urbanístico titulado Mañana: un camino pacífico a la reforma real (To-morrow: a peaceful path to real reform). Especie de ciudad utópica y autárquica con claros ecos bíblicos, Howard presentaría su “ciudad-jardín” como solución a la inmundicia einsalubridad de las ciudades industriales de la época. El autor proponía una ciudad de densidad media (no más de 32.000 habitantes), ubicada en el campo, con grandes zonas ajardinadas, a no gran distancia de la gran urbe pero bien comunicada por medio de una amplia red de carreteras y ferrocarriles, organizada de forma sostenible sobre principios de gestión comunitaria en la industria, laagricultura y el comercio y en donde se prohibirían todas las actividades de lucro. De esta forma Howard no solamente diseñaría una ciudad ideal sino también su funcionamiento político, viendo en el caos de la ciudad moderna y en el capitalismo la raíz de los males de la modernidad. Para ello su proyecto urbanístico se inspiraría de manera explícita en los modelos políticos de Henry George o PietrKropotkin, y valga apuntar que las propuestas de Howard serían utilizadas
45

Íbid., VI.2.

308

experimentalmente a comienzos de siglo en zonas residenciales de clase media con un cierto aire reformista, concretamente en la periferia londinense y en algunas ciudades dormitorio de Alemania. Pero ante todo, la presencia del texto de Howard y las inquietudes básicas de ese escrito se harán notar enlas posteriores propuestas para la ciudad ideal, sin duda una de las más ansiadas utopías en la teoría arquitectónica del siglo XX, notablemente en La Ciudad Industrial de Tony Garnier (1917), en el trabajo urbanístico de Bruno Taut, (La Corona de la Ciudad, 1919) y más tarde, por supuesto, en los proyectos urbanísticos de Frank Lloyd Wright y Le Corbusier, faraónicas propuestas con notables visosmesiánicos.46

Aun así, en lo referente al uso del lenguaje, el mejor ejemplo (aunque como vemos no el más temprano) lo ofrecen los futuristas, cuya exaltación literaria recoge con total claridad este afán por anticiparse a la obra y romper con todo lo establecido. Empieza Antonio Sant’Elia su Manifiesto de Arquitectura Futurista firmado en 1914 recordándonos que “no ha existido arquitecturadesde 1700” y cargando agresivamente contra los arquitectos contemporáneos, que “se aferran obstinadamente a las reglas de Vitruvio, Vignola y Sansovino o a los recortes de cualquier cosa publicada sobre la arquitectura alemana que tengan a mano.” Estos arquitectos, decía Sant’Elia, “estampan la imagen de la imbecilidad en nuestras ciudades, ciudades que deberían ser la inmediata y fidedigna...
tracking img