Tsunamis y sismos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1106 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA
UNIÓN
CON
LA
NATURALEZA
TAMBIÉN
HACE
LA
FUERZA:


PROTEJAMOS
LA
NATURALEZA
PARA
QUE
LA
NATURALEZA
NOS
PROTEJA








Nuestros
enfoques
y
propuestas
ambientales
 en
pocas
palabras




La
 propuesta
 ambiental
 del
 Partido
 Verde
 –cuya
 versión
 completa
 se
 encuentra
 en
 La
 propuesta
 programática
 Mockus­Fajardo
 2010­2014,
 nuestro
 programa
 ambiental
 punto
por
 punto
 y
 en
 versión
 más
 corta
 en
 Las
 catorce
 prioridades
 ambientales‐
 es
 el
 sustento
 de
 todos
 nuestros
 programas
y
está
basada
en
el
reconocimiento
de
que
la
vida
y
los
recursos
públicos,
son

sagrados.
 Estos
principios
orientarán
el
quehacer
práctico
y
cotidiano
de
todas
las
instituciones
y
personas
que
 conformamos
este
país.
 
 La
 vida
 ‘al
 derecho’
 es
 una
expresión
 del
 derecho
 a
 la
 vida.
 Actuar
 de
 manera
 coherente
 con
 el
 principio
de
que
la
vida
es
sagrada,
otorga
derechos
e
impone
responsabilidades.
Una
de
ellas
es
la
de
 no
 hacernos
 trampas
 entre
 nosotros
 ni
 intentar
 hacerle
 trampas
 a
 la
 naturaleza,
 porque
 en
 ambos
 casos
 la
 llevamos
 perdida.
 Ser
 
 “legales”
 es
 jugar
 limpio,
 respetando
 las
 reglas
 del
juego
 que
 establece
la
ley.
Cuando
algún
jugador
hace
trampa,
tanto
el
árbitro
como
el
público
debemos
sacarle
 (y
a
veces
sacarnos)
tarjeta
amarilla.
 
 Calidad
de
vida,
para
toda
la
vida.
La
naturaleza
a
la
cual
pertenecemos,
está
compuesta
por
diversas
 formas
 vivas
 e
 inanimadas.
 Reconocemos
 
 la
 interdependencia
 de
 todos
 los
 seres
 y
 el
 valor
 de
 las
diversas
expresiones
de
vida.
Esto
por
supuesto
incluye
a
los
seres
humanos
de
todas
las
condiciones,
 orígenes

y
edades.
Así
entendemos
la
equidad
ambiental.

 
 Ambiente
sano,
derecho
humano.

Ambiente
y
salud
van
de
la
mano.
Nuestra
existencia
digna
como
 seres
humanos
–el
ejercicio
real
del
derecho
a
la
vida‐
depende
de
que
todos
los
habitantes
del
país
 tengamos
 acceso
 real
 al
 agua
 con
 la
 calidad
 y
en
 la
 cantidad
 necesarias.
 También
 necesitamos
 aire
 limpio,
respetar
el
silencio
(el
ruido
es
una
forma
grave
de
contaminación),
un
paisaje
con
el
que
nos
 identifiquemos
y
que
nos
ayude
a
encontrarle
sentido
a
la
vida,
y
una
alimentación
adecuada,
que
se
 base
principalmente
en
lo
que
producen
nuestros
suelos
y
aguas.
Especies
alimenticias,
industriales
y
 medicinales,
 paisajes,
culturas,
 etnias,
 bosques,
 ríos,
 lagunas
 y
 mares,
 son
 expresiones
 de
 nuestra
 biodiversidad.
 
 Documento
1/3.
Nuestros
enfoques
y
propuestas
ambientales
en
pocas
palabras
1



 Una
prioridad
es
que
los
niños,
las
niñas
y
la
población
adolescente
de
Colombia,
tengan
derecho
a
 ambientes
propicios
para
crecer
y
para
creer,
en
donde
puedan
ejercer
los
derechos
del
presente
y
el
derecho
al
futuro.
 
 Reforestar
 sí.
 Reciclar
 también.
 Pero
 sobre
 todo
 Re‐capacitar.
 Convivir
 con
 la
 naturaleza
 exige
 un
 gran
 cambio
 cultural.
 De
 allí
 la
 importancia
 de
 la
 educación,
 desde
 la
 que
 comienza
 en
 el
 vientre
 materno
hasta
ese
proceso
de
aprendizaje
permanente
que
es
la
vida
cotidiana.
Pasando
claro,
por
la
 escuela,
 en
 su
 más
 amplia
acepción.
 Toda
 acción
 humana
 debe
 estar
 precedida
 por
 una
 reflexión
 responsable
 sobre
 el
 impacto
 que
 puede
 generar.
 Esto
 también
 se
 aplica
 para
 el
 cambio
 climático:
 Frente
al
cambio
climático,
cambio
cultural
en
lo
personal
y
en
lo
institucional.
 
 Ciudades
humanas,
incluyentes,
seguras
y
sanas.
En
este
momento
la
mayor
parte
de
la
humanidad
se
concentra
en
zonas
urbanas
y
Colombia
no
es
la
excepción.
Por
eso
una
de
nuestras
prioridades
es
 que
las
ciudades
ofrezcan
las
condiciones
que
requerimos
los
seres
humanos
para
satisfacer
nuestras
 necesidades
materiales
y
espirituales
(calidad
ambiental,
movilidad
limpia,
oportunidades
de
trabajo,
 recreación,
 espacio
 público,
 parques,
 amor,
 convivencia,
 protección,
 gobernabilidad).
 Los
 líderes
 de
...
tracking img