Tyjg

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2529 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Pedro Henríquez Ureña
(1884- 1946)

[pic]

Nombre: Constanza D. Rojas Donoso
Carrera: Pedagogía en Castellano 1ª Año
Profesor: Juan Pablo Reyes

Indice

Introducción……………………………….3 Pág.

Biografía…………………………………....4 Pág.

Bibliografía…………………………………6 Pág.

Su Pensamiento……………………………7 Pág.

Influencia en las Letrasargentinas…….8 Pág.

Antología del Ensayo…………………….10 Pág.

Critica a Pedro Henríquez……………....11 Pág.

Sus Aportes…………………………………13 Pág.

Conclusión…………………………………14 Pág.

Introducción

En esta investigación hablaremos de Pedro Henríquez Ureña Lingüista y ensayista Dominicano, muchas de sus obras son reconocidas en gran parte de Argentina, Ureña desplegó un papeldecisivo en la vida académica argentina, que comenzó el año de su llegada al país, en 1924.
Se distinguió como crítico literario, ensayista, periodista, y prosista de gran vuelo. Uno de los humanistas más importantes de América Latina en el siglo XX.

Fue honrado por una de las principales Universidades de su país natal, República Dominicana, poniéndole su nombre: Universidad Nacional PEDROHENRÍQUEZ UREÑA, (UNPHU).

Fundamentó una visión moderna de América latina como la "magna patria". Sentó las bases para pensar nuestra historia literaria y cultural, Se le consideró como el Maestro de su tiempo.
También dio un gran aporte a la cultura mexicana en el campo de las letras fueron: trabajos filológicos y obras de temática diversa.

BiografíaPedro Henríquez Ureña nació en Santo Domingo el 29 de Junio de 1884. Sus padres fueron dos prominentes intelectuales: Salomé Ureña, la gran poetisa dominicana, y Francisco Henríquez y Carvajal, médico, abogado, escritor, pedagogo dominicano; su abuelo, Nicolás Ureña de Mendoza, costumbrista y político dominicano.
Desde niño Pedro mostró interés por la literatura. Tal pasión fue compartida por dos desus hermanos, Maximiliano y Camila, quienes luego desarrollarían una amplia labor en el campo de la pedagogía y la investigación literaria en Cuba. La intuición maternal de Salomé Ureña de Henríquez advirtió, desde la niñez de Pedro, su gravedad y su intensa vocación por el estudio y, cuando su hijo contaba seis años, le escribió este vaticinio de conmovedora ternura:
Mi Pedro no es soldado; noambiciona
de César ni Alejandro los laureles;
si a sus sienes aguarda una corona,
la hallará del estudio en los vergeles.
¡Si lo vierais jugar! Tienen sus juegos
algo de serio que a pensar inclina.
Nunca la guerra le inspiró sus fuegos:
la fuerza del progreso lo domina.
¡Hijo del siglo, para el bien creado,
la fiebre de la vida lo sacude;
busca la luz, como el insecto alado,
y en susfulgores a inundarse acude.
Amante de la Patria y entusiasta,
el escudo conoce, en él se huelga,
y de una caña que transforma en asta,
el cruzado pendón trémulo cuelga.
El 6 de marzo de 1897 muere de tuberculosis la poetisa Salomé Ureña. Lo último que escribió fueron dos estrofas más para completar el poema de 1890.
Su vida literaria empezó a los catorce años, con la publicación de unacolección de poemas titulada Aquí abajo.
En 1901 se trasladó a Nueva York a cursar estudios universitarios. De aquella ciudad pasó a La Habana, donde en 1905 publicó su primer libro, Ensayos críticos, para pasar luego a México, donde permanecerá entre 1906 y 1913. En 1914 volvió a la capital cubana, donde publicó un estudio acerca de Hernán Pérez de Ayala. Entre 1915 y 1916 residió en las ciudades deWashington y Nueva York, donde en 1918 publicó Las nuevas estrellas de Heredia. Durante este último año ingresó en la Universidad de Minnesota, en la que se mantuvo como docente hasta 1921. De Estados Unidos salió hacia México, donde participó activamente de las políticas adelantadas desde la Secretaría de Educación por José de Vasconcelos. Allí ejerció la docencia universitaria y fue director...
tracking img