Un Rey Por Una Espada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1560 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de marzo de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un rey por una espada

Personajes: Facundo, Capitán, Chambelán, Juglar, Caballero Vigoroso, Bruja, dragón, sapo, princesa.

Todos hemos soñado alguna vez con ser reyes. No tener que trabajar, pasarnos todo el día dando órdenes, conseguir sin esfuerzo todos los caprichos, levantar una mano y hacer que todos los súbditos te obedezcan, llevar una corona, asistir a fiestas llenas de esplendor y,en general, vivir como viven los reyes de los cuentos de hadas.

Sin embargo, casi ninguno de nosotros puede ser rey. Es algo para lo que sólo algunos nacen, al menos en la mayoría de los reinos. Digo la mayoría porque en la Tierra de los Mundos Imposibles cualquiera puede ser elegido rey: rey por un día, rey por diez años, rey por un siglo. ¿Cómo? ¿Por qué? Todo depende de la voluntad de unaespada. Una espada muy especial, que tiene vida propia y que elige a los reyes según le apetezca. Cuando la espada se cansa del rey de turno, sale volando del cinturón y se clava profundamente en el tronco de un árbol. Allí, espera a que pase la persona adecuada y permite que la desclave del árbol y se la cuelgue en el cinturón. Desde ese momento, él o ella se convierten en el nuevo rey, o la nuevareina. ¿Durante cuánto tiempo? Eso sólo lo sabe la espada.

En una ocasión, mientras el rey Facundo andaba a la caza del jabalí, la espada voló y se clavó en el viejo roble del bosque. Facundo se deprimió mucho y se fue a un monasterio. Pero antes de retirarse, llamó al chambelán para que convocara a los súbditos.

Entran Facundo y el capitán.

- Facundo: ¡Ay de mí! ¡Ay de mí! ¡Que me hequedado sin espada! ¿Pero qué te hecho yo? ¡Vuelve! ¡Vuelve!

- Capitán: no insistáis, señor, se ha cansado de vos. Es el turno de otro rey. Y como ya nos sois el monarca, permitidme que me despida y os haga una pedorreta.

- Facundo: Ingrato, ingrato, ¿no decías que siempre me guardarías respeto?

- Capitán: respeto al rey. Pero ahora, Facundo, no eres más que otro siervo. Y da gracias quesólo te haga una pedorreta.

- Facundo: En fin. Me retiraré a un monasterio, como todos los grandes reyes. Pero antes de irme, ¿qué tengo que hacer?

- Capitán: Hay que llamar al chambelán. Él conoce el protocolo. Ha visto pasar más de veinte reyes.

- Facundo: ¡Chambelán! ¡Chambelán! ¡Venid ante el rey!

Entra el chambelán.

- Chambelán: ya no hay rey que valga, Facundo, la espada hadecidido derrocaros. Yo me iría pronto al monasterio, porque ya sabéis que la gente es envidiosa y algo vengativa.

- Facundo: me voy, me voy. Pero al menos prométeme que pedirás al nuevo rey que erija una estatua ecuestre en mi memoria.

- Chambelán: eso es mucho pedir. Confórmate con un par de líneas en las crónicas del reino.

- Facundo: ya se ve que a los reyes nos pasa como a los toreros. Encuanto te cortas la coleta, desaparecen los pelotas. Me voy antes de que quitéis hasta el caballo.

- Chambelán: Id con Dios, Facundo. Recordad que no hay reyes perpetuos en la Tierra de los Mundos Imposibles. ¡Capitán! Decid a los cornetas que convoquen al pueblo frente al viejo roble. A ver quién es el elegido en esta ocasión.

- Capitán: otro desastre. Últimamente la espada no acierta muchocon sus elecciones.

- Chambelán: será que no hay rey bueno.

Al cabo de un par de horas, cientos de súbditos se concentraron frente al viejo roble. Todos contemplaban a la espada como si fuera su enamorada, deseosos de que saliera volando hasta sus cinturones.

- Chambelán: bueno, ya sabéis cómo funciona esto. Id pasando de uno en uno y utilizad vuestros mejores oficios para conseguir quela espada se encandile con vosotros.

Entra el juglar.

- Juglar: yo le he compuesto un verso irresistible. Id preparando la corona.

- Chambelán: abrevia.

- Juglar: (carraspea) ¡Oh, oh, oh, espada refulgente, ven a mi cinturón y seré para siempre tu amante siriviente!

La espada ni se mueve.

- Capitán: ¡Qué hortera, por favor!

- Chambelán: Desde luego. Si yo fuera la espada no...
tracking img