Una perspectiva de delmira agustini y su poema explosión

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1972 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Una perspectiva de la obra de Delmira Agustini y su poema Explosión
Delmira Agustini surgió como un milagro para muchos críticos, a quienes les resultaba imposible entender su precocidad, su genialidad aislada, su hondura, su recorte nítido del entorno, su atreverse a decir, su atreverse a ser.
El 900 no estaba preparado para oír una voz como la suya. Muchos se sorprendieron, algunos trataronde neutralizarla, la mayoría no la entendió.
Todavía hoy, sus textos sorprenden a la vez que cautivan, tanto por su calidad poética, como por su capacidad reveladora y transgresora.
El silencio de la mujer en el 900 era mucho más cerrado y celado que el que todavía se guarda hoy. Era la época que José Pedro Barrán llamara "del disciplinamiento".  Por eso, es muy destacable y conmovedor que unajoven de 20 años de la clase media alta en un Montevideo de costumbres muy rígidas, que no llegaba entonces a 300.000 habitantes, pudiese y se animase a escribir y a publicar un libro donde se concibe en conflicto con el modelo hegemónico y consigo misma. El no haber contado con una tradición literaria, siquiera con una voz anterior de mujer en la que apoyarse, hace aún más solitario y paradigmáticosu caso. Es ella precisamente la que abre el camino de la literatura escrita por mujeres fieles a sí mismas, en un tono auténtico, y en franca oposición con los modelos señalados por la sociedad.
A la vez, esta expresión tan flagrante, suponía en lo personal la conflictiva desconstrucción de la Nena, una imagen aniñada de sí, que nace en su casa por ser la nena tan esperada, la hija menor, laniña prodigio y encantadora que todos mimaban. O acaso, ese modo de concebirla y de apodarla, que iba más allá del hogar, la protegiese, creándole un halo de inocencia  que le permitiría  disimular en algunos ámbitos y por algún tiempo, la verdadera dimensión de su poesía.
Delmira leía las revistas nacionales y extranjeras, y no era ajena al clima que se vivía en el mundo occidental, de reivindaciónde los derechos de la mujer y de búsqueda de una participación más activa en la esfera social, en la educación, el trabajo, la política, el deporte, etc. Así lo testimonian cartas, recuerdos de su amigo André Giot de Badet y los retratos de mujeres de aquel entonces, que de manera periódica escribiera en la revista "La Alborada", cuando tenía 16 años. Se destacan dos de ellos, el referido a laotra escritora de entonces, María Eugenia Vaz Ferreira, y especialmente para nuestro enfoque, el que le dedica a su médica, Aurora Curbelo Larrosa. Allí la opone a la imagen de mujer propuesta por el 900: "[...] no pertenece, felizmente a esa falange deliciosamente frívola de personitas insustanciales, de bibelots vivientes [...] lejos muy lejos de parecerse a la muñeca, tipo inevitablemente funestopara la familia". Este fragmento supone que Delmira había meditado el tema, que distinguía entre por lo menos, dos maneras de asumir la condición femenina, y que tomaba partido por una de ellas, o por lo menos, que reprobaba la otra. De hecho, ella transitó uno de los caminos más difíciles, el de escritora, que suponía hacer uso de un instrumento peligroso.
Este retrato sigue diciendo: "Auroraes la mujer grande, la mujer del porvenir, la mujer de la sociedad y del hogar, físicamente delicada y quebradiza, moralmente viril, la mujer capaz de las ternuras más íntimas y femeniles, de las energías más férreas". Es muy interesante que Curbelo en este retrato, conjugue cualidades que en su época y todavía hoy, tienden a verse de forma dicotómica según los sexos. Es caracterizada como delicaday viril , tierna y dura a la vez; incluso utiliza explícitamente las palabras "femenil" y "viril". Es decir que Delmira está relativizando las categorías de hombre y mujer como sustancias separadas, fijas e invariables, como lo marcarán posteriormente,  teóricas preocupadas por el tema. Esta idea supone una concepción nueva y revulsiva de los géneros. Delmira no piensa de acuerdo a lo que...
tracking img