Utopiaresumen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2197 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
UTOPÍA

LIBRO UNO

El rey de Inglaterra, Enrique con el príncipe de castilla, Carlos envió a Moro a titulo de embajador a Flandes para poder tratar un importante negocio en compañía de Cuthbert Tunstall, a quien acababa de nombrar Guardián de los Rollos.
Ya en Brujas, Moro encontró a los representantes del príncipe, todos estos eran unos hombres sobresalientes. Entre ellos se hallaba elgobernador de Brujas Jorge Temsicio y su portavoz Margrave de Cassel. Al final, ellos partieron a Bruselas con el fin de recibir instrucciones del príncipe.
Mientras tanto Moro se dirigió a Amberes. Ahí recibió varias visitas, entre ellas la de su gran amigo Pedro Egidio, un hombre recto y unos de los jóvenes más sabios que conocía. Con la compañía de Pedro hizo que la tristeza de cuatro meses deseparación con su familia disminuyera.
Al salir de la Iglesia de la Virgen María, observó a Pedro con un desconocido, de avanzada edad que dedujo que era un marino. Al acercarse a ellos se dio cuenta que estaba en un gran error.
-Ha navegado, en verdad pero no como Paulino, sino como Ulises y aun como Platón.

Este hombre amigo de Pedro era Rafael Hitlodeo quien conoce la lengua latina yla griega. Transfirió sus bienes a sus hermanos y de esta manera se unió a Américo Vespucio debido a su afán por los viajes por el mundo, acompañándolo a tres de sus cuatro viajes. Cuando Américo partió, Rafael Hitlodeo exploró junto cinco compañeros diversas regiones.
Entre ellas Taprobana, de ahí marcho a Calicut donde halló naves portuguesas. Rafael y sus cinco compañeros fueron consiguiendola amistad de los habitantes poco a poco y de esta manera establecer relaciones con ellos. De esta forma, consiguieron todos los medios de trasporte necesarios para continuar el viaje.

Rafael vio en aquellas tierras recientemente descubiertas muchas instituciones muy poco razonables, en cambio anotó otras muchas en las que puede tomarse ejemplo para corregir los abusos que en nuestrasciudades, naciones, pueblos y reinos producense, de cuyas instituciones.

Pedro estaba sorprendido de la razón por la cual Rafael no había entrado al servicio de algún rey, ya que era un hombre de agradable presencia y excelente conocimiento sobre los hombres y de los países; ayudarlo a dar los consejos. Y obtener un alto cargo.
Moro igual que Pedro estaba orgulloso de este hombre y opinaba que eramuy generoso y filosófico el sacrificio que hacia a su bienestar personal, y enfocarse a los negocios públicos. Y que no saldría mal si ingresaba al consejo de algún príncipe, creía que seria un excelente consejero de cualquier rey.
Pero Rafael pensaba distinto que aquellos dos hombres:
-Doblemente os equivocáis, amigo Moro- respondiéndole-, acerca de mi persona y de la cosa en si misma. Nilas virtudes que me atribuís poseo, ni acaso de tenerlas y de renunciar a mi tranquilidad- servirían para negocios de Estado.

Mencionando lo que preferían los príncipes; los asuntos militares, las artes benéficas de la paz y de lo que más se preocupaban era conquistar por las buenas o las malas nuevos territorios. Los consejeros de los reyes carecían de inteligencia o bien tenían demasiada paraaprobar las opiniones ajenas, salvo solo para ayudar y beneficiar al rey. Rafael pensaba que las opiniones ajenas y los demás valoraran las propias, porque en ocasiones tienen miedo de perder sus reputación. De esta manera expresa que en varias ocasiones se ha topado con semejantes juicios orgullosos, absurdos y morosos en distintos países y en Inglaterra.
El mismo Rafael narra cuando debíafavores al Padre John Morton, Cardenal-arzobispo de Canterbury .
Cierto día hizo que se sentara en la mesa, donde hallaba presente un laico que en ocasiones había visto colgados a veinte ladrones en una misma horca y preguntándose ¿cual seria la mala suerte que obligaba a tanta gente a cometer robos?
Respondió Rafael que era un exceso la pena de muerte como un castigo, ya que el robo no es un...
tracking img