Varios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (790 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 10 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Historia de la Gastronomía de Oaxaca
Artículos
 
       La historia de la cocina oaxaqueña, más que un recuento de guisos, platos y bebidas, es una expresión de cómo los oaxaqueños en su maneras decomer, es evidente que se trata de una de las cocinas más ricas del país, riqueza que se deriva no sólo de su diversidad por la imaginación y la creatividad, sino que revela una manera de ser, unamanera de entender la vida.
 

 

       La comida oaxaqueña también es arte desde antes de que alguien la disfrute: desde el momento de su concepción. Porque está pensada en agradar, para agasajar,para celebrar, para compartir, para recordar, pensar en el pastel de garbanzo de Sola de Vega que se ofrece en las bodas, mientras se baila el Jarabe de la rosa, con su pasta hecha de masa y garbanzo,rellena con un picadillo dulce y acanelado y cocida entre dos fuegos; o en los higaditos de fandango de la mayordomía del señor de Tlacolula, donde usan unas inmensas cazuelas capaces de contenerdoscientos cincuenta huevos que le darán al azafranado caldo de guajolote y cerdo, sazonado con "todas especias", una textura de soufflé; o en el chintextle, salsa que se prepara con chiles pasillas molidoscon camarón seco, ajo y vinagre, aromatizado con hoja de aguacate, que permite a los mixes, sin más compañía que unos totopos y unos sorbos de agua, cruzar sus apartadas serranías; o en las tortillastiznadas de San Pedro Ixcatlán, que se hacen para Día de Muertos, donde las huellas negruzcas de las cenizas del olote quemado con que las decoran deben estar asociadas a las de los difuntos queestán recordando.
 
       Todo esto no puede ser solamente alimento: es el tránsito del mundo de la naturaleza al mundo de la cultura.
 
       Para comer en Oaxaca, ni ganas se necesitan. Con la comidaoaxaqueña, el gusto entra por ojos, nariz y garganta, para empezar un bocadillo que más vale apenas probar, para no quedarse sin los guisos fuertes de después. Chapulines doraditos, empanadas de...
tracking img