Xena fan fic la llama irresistible

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 580 (144777 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA LLAMA IRESISTIBE

—Siempre me ha gustado el sabor de la sangre —dijo, sonriendo afectuosamente al bebé que se agitaba en sus brazos. Sus ojos soltaron un destello cuando el bebé le dirigió un gorgoteo de felicidad: qué inocencia, qué confianza.
La noche era despejada y fría. Las pocas nubes que había, oscuras y bajas, negras contra un cielo que ya estaba negro, no bastaban para ocultar elespectro del acontecimiento único que hacía esta noche especial como ninguna otra.
En esta sucesión de vidas desalmadas, estaba maldita con el recuerdo de todas ellas. Y así vivía ahora, bien consciente del momento exacto dentro de todas sus vidas en el que había tenido al alcance de la mano la posibilidad de obtener un poder absoluto, que al final se le había escurrido entre los dedos. Si hubieraconseguido ese poder tantos siglos antes, lo habría conservado para toda la eternidad. Habría podido sacar fuerzas de él incluso en esta época y sería rica y poderosa, en lugar de la nulidad pobre e impotente que era y que había sido a lo largo de innumerables encarnaciones a partir de aquella fatídica vida.
Agachando la cabeza, ungió al bebé con un beso y luego alzó al pequeño recién nacido porencima de su cabeza, hacia el astro rojo que se iba oscureciendo y que bajaba por el cielo, un portal que se abría a los cielos, a las entrañas de la tierra, a tiempos futuros y pasados. Lo único que había que hacer era atravesarlo en el momento preciso y las posibilidades eran infinitas.
—Hades, escúchame ahora —invocó, sin hacer caso del ruido de un coche que pasaba por la carretera solitariaal borde mismo del cementerio, concentrándose en cambio en la luna llena, que estaba siendo eclipsada rápidamente por la creciente y ominosa sombra de la madre tierra. Estaba invocando a los antiguos poderes, a los dioses de eras pasadas, a los amos que todos los mortales de esta época creían muertos, pero que sólo ella sabía que estaban vivos y sólo dormían. Estaban esperando a esa alma queconocía los hechizos olvidados desde hacía tanto tiempo, esperando a que murmurara las palabras que le darían el poder para llevar a cabo una venganza en nombre de todos ellos.
Un rugido contestó a su ofrenda. No un dios, sino un avión que atronaba en lo alto. Pero no podía desanimarse: su mente estaba concentrada en la tarea que tenía entre manos. Pensó en la deliciosa ofrenda que era el bebé, que seagitaba, bañándose feliz en el suave aliento del fresco aire nocturno. ¿Cómo podían rechazarlo?
—¡Gea, te lo ruego! —gritó a la luna agonizante—. ¡Os invoco a ti y a Diana, madre de las criaturas, diosa de la luna negra, bosque oscuro, Dea Abnoba! —levantó más al bebé al tiempo que un viento repentino se enredaba en su pelo de medianoche, agitándolo alrededor de una cara pálida y exangüe.
—Hebe,Hera, Hécate... Virgen, Madre, Anciana... dadme el poder que necesito para cruzar, para regresar a ese punto en el tiempo que traicionó vuestro destino y el mío; dejadme beber de la vena del hado cruel. ¡Invoco el poder de todos los antiguos dioses, pues sé que vuestro poder sigue latiendo en nuestros corazones, incluso en esta época maldita!
A lo lejos, el ruido de unos disparos televisivosreverberó por el cementerio rompiendo el silencio, interrumpido y al final sustituido por los ruidos de una acalorada discusión.
Cerró los ojos y murmuró palabras sagradas en la lengua de un idioma muerto desde hacía mucho tiempo. Entonces hubo un rápido movimiento de una hoja plateada y el bebé inquieto chilló una sola vez, sin que apenas se oyera, fundido con las voces airadas, y se quedó inmóvil.De repente, la discusión cesó, el rugido incesante de aviones en lo alto se detuvo, hasta el aliento frío de la noche se interrumpió horrorizado. Un líquido cálido manaba de la raja cada vez más ancha de aquel cuellecito y caía en una línea recta y escarlata dentro de su boca, resbalando por unos dientes ya manchados de sangre, por una lengua gruesa, hasta bajar por una garganta risueña....
tracking img