Zedillismo de calderon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1742 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuando Ernesto Zedillo asume la presidencia de la República, inaugura una relación atípica con el partido que lo llevó al poder. Él le llamó sana distancia y con base a ella generó un divorcio (al estilo de Caín y Abel) entre el gobierno y el PRI, pero con un férreo control sobre la nomenclatura. Durante su periodo sexenal, en este partido no hubo autonomía relativa, ni decisiones propias de susdirigentes. Desde lo más alto del poder se le fijó al PRI la hoja de ruta y su agenda política. El proyecto obedeció a una estrategia que finalizó con la alternancia del 2000 a favor de Vicente Fox. Zedillo fue calificado como el hombre que hizo posible la “transición democrática mexicana” (Releer el Artículo 3º. Constitucional, fracción II, donde está claramente definido lo que se debe entenderpor Democracia). Su ex presidencia, no obstante sus grandes traiciones al país, ha gozado de protección y éxito por parte de sus herederos. Desde luego, ni él ni alguno de los suyos fue procesado por las traiciones a la Patria, tampoco fue señalado por los gobiernos subsecuentes. Simplemente, Ernesto Zedillo acreditó su cesión planeada del poder que él mismo heredo del salinato. Una disyuntivasimilar vive ahora Felipe Calderón.
1. Un zedillista en Palacio

La tesis que sostiene este Análisis es que al igual que Zedillo, Calderón enfila a su partido no a la cesión del poder, porque eso depende de circunstancias que ya no controla el Presidente, pero sí a la cesión de la candidatura presidencial panista a “un personaje de la sociedad civil”, incluso a un político de la “izquierdaperredista”. Por ello, Calderón requiere un firme control del PAN que logra con el perfil bajo y la actitud dócil de Gustavo Madero. El primer paso para esa cesión política ya lo dio el Presidente de la República, el segundo está en curso. Cuando desde la misma cúpula partidista se conmina a los interesados en la nominación electoral a no distraerse “porque falta mucho para el 2012” se trabaja en esesentido. En otras palabras, no se deja crecer a los internos, mientras se ensalza a los externos.

La continuidad del grupo en el poder está comprometida por una coyuntura que no le favorece al Presidente. Se entiende la negativa de Felipe Calderón para aceptar una alternancia que favorezca al PRI; sin embargo, un mal cálculo podría llevarlo a fracturar el escudo político que demandará una expresidencia como la suya.

Calderón tiene éxitos relativos, como el control directo sobre el PAN. Es un hecho que con Gustavo Madero él fijará las reglas, los tiempos y las circunstancias de la nominación de un candidato presidencial. Tiene la mesa puesta para recorrer el espectro de posibilidades de un proceso de sucesión con muchas interrogantes e incertidumbres.

El escenario deseable para elPresidente es que dentro del PAN alguno de sus prospectos, Cordero, Lujambio, Lozano, etcétera, crezcan lo suficiente para alcanzar una condición real de competencia frente al abanderado del PRI. Pero en política no hay milagros y en el tiempo que falta para los plazos formales, resulta complicado que se dé este supuesto. Es más probable otro escenario: el que despunten perfiles más políticos perocon menos apoyos en Los Pinos, como el de Josefina Vázquez Mota o el del propio Santiago Creel, que ya acumula los mejores registros en los sondeos más recientes sobre intenciones
de voto.

En cualquiera de estos dos escenarios, nada garantiza que el PAN conserve el poder. Los cálculos que se han hecho en el gobierno indican que el escenario competitivo está supeditado a la construcción de unaalianza de amplio espectro con un candidato de prestigio, sin base dura en ningún partido político y con perfil pretendidamente ciudadano. En este contexto se significa la elocuente referencia que Felipe Calderón hizo hace un mes de Juan Ramón de la Fuente, un zedillista químicamente puro, que ha resultado una auténtica promesa aliancista, más allá de su manifiesta inconsistencia política....
tracking img