Ífice

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (453 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ífice

Escuchó un ruido tan desgarrador que dejó caer el libro, encendió la otra lámpara que emitió un resplandor amarillento, no se levantó ya que creyó por un momento que lo escuchado fueproyecto de su imaginación e inducido por la lectura que había dejado.
Nuevamente un sonido, aunque a ello no se le podía atribuir el nombre de sonido, no, era un espantoso estruendo. Se quedó inerte comoesperando que algo se asomara por su ventana y le robara su último aliento; se escuchaba muy tenue el tic tac del reloj de pared; uno tan antiguo que en su época fue el orgullo de su bisabuelo Hans,¿por qué? tal vez porque desde que lo compró hasta el día de su muerte nunca se había detenido. No pudo soportar más y se levantó de la cama, cogió sus zapatos, unos azules con una flor, una lila enrealidad, dispuesta en medio; caminó muy lentamente hacia su ventana la cual quedaba justo frente a su cama, de pronto, se abrió la ventana, su corazón latió tan rápido y fuerte que acalló al tic tacdel reloj, penetró en la habitación un viento tan frío que sacudió con furia las cortinas e hizo caer la lámpara que estaba mal dispuesta junto con otros objetos, luego se aferro al cuerpo de Ífice comoqueriéndole arrebatar el espíritu; la habitación quedó en la oscuridad e Ífice respiraba tan aprisa, confusa y aterrada que creyó ya haberse desmayado o peor, muerto. Abrió los ojos y no pudoalcanzar a ver nada excepto el resplandor a media luz de la luna.
Ífice fue directo a la ventana, se asomó y vio que todo estaba en calma, ni una sola brisa de aire pasaba por esa calle desoladora, oscuray triste. Ella se sintió aliviada y decidió regresar a su lecho, cuando se volvió para encontrar la lámpara y levantarla, con gran asombro descubrió que todo estaba en su lugar original; la lámparaseguía emitiendo su resplandor amarillento desde el velador, el reloj continuaba con su eterno tic tac y todos los demás objetos, tan inanimados, en sus respectivos lugares como siempre, Ífice no...
tracking img