ABOGACIA

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1128 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de febrero de 2014
Leer documento completo
Vista previa del texto
En esta tercera conferencia Foucault, nos lleva primero de las antiguas formas de proceso jurídico en la antigua Grecia al periodo del alto medioevo y que finalmente servirá para dar paso al conocimiento renacentista y obviamente al continuo desarrollo de las etapas procesales. Desde la verdad empeñada por los dioses olímpicos y los sabios videntes, pasando por el testigo ocular encarnado en elviejo pastor edipico, Foucault nos muestra como la carga de la prueba ha pasado por periodos tan obscuros, como ahogar a una persona para saber si decía la verdad (ya para que) hasta la creación de nuevas figuras procesales, el procurador. Esta figura resulta En esta tercera conferencia Foucault, nos lleva primero de las antiguas formas de proceso jurídico en la antigua Grecia al periodo del altomedioevo y que finalmente servirá para dar paso al conocimiento renacentista y obviamente al continuo desarrollo de las etapas procesales. Desde la verdad empeñada por los dioses olímpicos y los sabios videntes, pasando por el testigo ocular encarnado en el viejo pastor edipico, Foucault nos muestra como la carga de la prueba ha pasado por periodos tan obscuros, como ahogar a una persona para sabersi decía la verdad (ya para que) hasta la creación de nuevas figuras procesales, el procurador. Esta figura resulta interesante, ya que representa los intereses del monarca, no de la sociedad medieval. Es decir, el monarca tiene el poder, pero no puede asistir o representarse a sí mismo en cada asunto, por ello nombra a esta persona para que lo haga por él, argumentando que un daño a un habitantede su comunidad es un daño al monarca en persona. De cualquier manera nos encontramos ante, una forma más de detención del poder. Poder para mantener controlada a la población. interesante, ya que representa los intereses del monarEn esta tercera conferencia Foucault, nos lleva primero de las antiguas formas de proceso jurídico en la antigua Grecia al periodo del alto medioevo y que finalmenteservirá para dar paso al conocimiento renacentista y obviamente al continuo desarrollo de las etapas procesales. Desde la verdad empeñada por los dioses olímpicos y los sabios videntes, pasando por el testigo ocular encarnado en el viejo pastor edipico, Foucault nos muestra como la carga de la prueba ha pasado por periodos tan obscuros, como ahogar a una persona para saber si decía la verdad (yapara que) hasta la creación de nuevas figuras procesales, el procurador. Esta figura resulta interesante, ya que representa los intereses del monarca, no de la sociedad medieval. Es decir, el monarca tiene el poder, pero no puede asistir o representarse a sí mismo en cada asunto, por ello nombra a esta persona para que lo haga por él, argumentando que un daño a un habitante de su comunidad es un dañoal monarca en persona. De cualquier manera nos encontramos ante, una forma más de detención del poder. Poder para mantener controlada a la población. ca, no de la sociedad medieval. Es decir, el monarca tiene el poder, pero no puede asistir o representarse a sí mismo en cada asunto, por ello nombra a esta persona paEn esta tercera conferencia Foucault, nos lleva primero de las antiguas formas deproceso jurídico en la antigua Grecia al periodo del alto medioevo y que finalmente servirá para dar paso al conocimiento renacentista y obviamente al continuo desarrollo de las etapas procesales. Desde la verdad empeñada por los dioses olímpicos y los sabios videntes, pasando por el testigo ocular encarnado en el viejo pastor edipico, Foucault nos muestra como la carga de la prueba ha pasado porperiodos tan obscuros, como ahogar a una persona para saber si decía la verdad (ya para que) hasta la creación de nuevas figuras procesales, el procurador. Esta figura resulta interesante, ya que representa los intereses del monarca, no de la sociedad medieval. Es decir, el monarca tiene el poder, pero no puede asistir o representarse a sí mismo en cada asunto, por ello nombra a esta persona...