Abogado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1774 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CARTA ABIERTA A LA CIUDADANIA PANAMEÑA

Un día especial

El 20 de agosto del 2009, se cumplirán siete años, desde que me fue arrebatado el sueño de vivir y fue transformada mi vida en una angustiosa y dolorosa pesadilla.
El 19 de agosto del 2002, era un día especial, me disponía a prepararle una calurosa bienvenida a una de mis ahijadas, Vanessa, quien a pocas horas estaría arribando de losEstados Unidos a la ciudad de Panamá.- No tengo hijos, pero cuan feliz me hacia sentir la sola idea de saber que pronto, tendríamos con nosotros a esa hermosa chica que consideramos como propia.-
Mi alegría se vio empañada por unos dolores abdominales, que fueron tornándose molestos y persistentes, por lo que dispuse llamar al Doctor Lucas De León quien en ese momento fungía como presidente delHospital Chiriquí.-
Este centro medico se nos había referido como un Hospital de alta calidad y atención humanística a los extranjeros provenientes de los Estados Unidos.-
Ya en el hospital, se me asigno un medico cirujano de nombre Félix Lambiz Garay, quien nos ordeno un ultrasonido de escroto que fue realizado por un radiólogo y el cual arrojo como resultado, que se mantuviera en nuestrocaso una conducta expectante, es decir, una vigilancia estrecha de mi estado y recomendó repetir el examen practicado.
Curiosamente el Doctor Félix Lambiz Garay, me solicita que le confirmara el monto de cobertura del seguro, le manifieste que era de un millón de balboas y tras la confirmación de la compañía de seguros me internaron de inmediato, para posteriormente intervenirme.- Los reportesmédicos señalaron que mi operación fue rutinaria, que no se encontró el apéndice reventado, ni áreas infectadas.

En el umbral de la muerte

Sin embargo, el 20 de agosto el nivel de mi hemoglobina fue de 15.7, es decir antes de ser operado.- El 21 de agosto bajo a 11.5 y siguió descendiendo, el 22 de agosto bajo a 7.6., lo que motivo que el medico ordenara una transfusión de dos litros desangre.- Para el 23 de agosto todo parecía retornar a la normalidad.
Mas no fue así, se me practico un examen llamado Colon Por Enema,(contraproducente en situaciones como la mía, pudiendo ser reemplazado por una solución hidrosoluble) con el cual pretendían encontrar la fuga sanguínea, sin ninguna previsión o cuidado por el químico utilizado llamado bario altamente peligroso y que comenzó adispersarse por el área donde fue removido mi apéndice, lo que indica que el ligamiento hecho en la incisión, no fue bien realizado y que por esa misma abertura se escapaban desechos fecales, que provocaron una terrible y generalizada sepsis en todo mi cuerpo, es decir una infección grave en la sangre que se disemino por todo mi cuerpo.
Como si mis dolores fueran pocos, y con la misma intención delocalizar la fuga sanguínea, me practican una endoscopia, que mostró hallazgo de sangre fresca en todo el trayecto del colon, es decir, se comprobaba así, el mal ligamiento hecho en el área donde fue removido el apéndice.

Una mala practica médica

No he dudado un solo instante en reconocer cuales fueron las motivaciones que llevaron al medico cirujano Félix Lambiz Garay, a llevarme al borde de lamuerte.- La respuesta es una, el deseo de lucro y de prosperidad económica personal, eso es evidente.
Lamentablemente no puedo entender, como los directivos del Hospital Chiriquí, podían mantenerse indolentes ante la tortura mortal a la que eventualmente me conducía el cirujano Lambiz.
Como podría aceptar que el Hospital, ha quien le entrego físicamente mi vida disponga de las misma en manos deuna persona cuyo concepto de la medicina esta vinculada a impulsos monetarios.
Cada día que permanecí en el hospital, solo pude percatarme de cuan indiferente eran estos “profesionales” que permanecían indiferentes a mi suerte, dejando que cada minuto disipara poco a poco mi aliento, mi vida.
En el Hospital Chiriquí fui victima de lo que se conoce como MAL PRAXIS MEDICA, un mal ejercicio de la...
tracking img